30-01-2020 / 18:10 h EFE

La madre de la niña de 5 años encontrada el lunes muerta en la habitación de un hotel de Logroño ha comparecido esta tarde ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño, que es el que está de guardia, después de que esta mañana se negara a declarar ante la Policía Nacional.

La mujer, quien ha permanecido desde el lunes ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital de San Pedro en calidad de detenida, ha llegado al Juzgado en un coche policial, antes de que finalizara el plazo de 72 horas desde su detención.

El abogado de la detenida, Pierre Schwart, ha señalado a los periodistas al llegar al Juzgado que la madre de la niña "está serena, pero bien no está".

Ha insistido en que, por su secreto profesional, no aportará más datos sobre lo sucedido ni sobre su defendida, a la que conoce porque la representó cuando se separó del padre de la niña.

El lunes, a las 9:30 horas, la Policía Nacional encontró a la detenida, de 35 años, sentada en el alféizar de la venta del hotel con algunos cortes y a la niña muerta encima de la cama; mientras que el cadáver de la abuela materna, de 56 años, apareció al día siguiente en el cauce del río Ebro a su paro por la capital riojana

También se encuentra en la puerta del Palacio de Justicia de La Rioja la hermana de la detenida, Daniela Ugueto, quien ha señalado a los periodistas que trata de "asimilar" lo ocurrido, a lo que no encuentra una explicación.

Ha añadido que su hermana estaba "triste" desde hace cuatro años, cuando se separó del padre de la menor, quien tenía la custodia de la niña; y ha negado que estuviera en tratamiento psiquiátrico "ni nada por el estilo".

Ha reconocido que la detenida estaba "muy preocupada porque la niña tenía una patología -neutropenia aguda (relacionada con el recuento de leucocito)- y podía o no derivar en algo", pero "la niña no estaba en tratamiento ni nada, simplemente le llevaban un control en el Hospital de La Paz, en Madrid".

Ugueto ha precisado que la última vez que vio a su hermana fue hace una semana y, "dentro de que ella siempre ha estado un poco triste, ese día estaba bien".

El domingo por la mañana se preocupó porque no lograba contactar por teléfono ni con su madre ni con su hermana, por lo que llamó a los hospitales y acudió a la Guardia Civil, pero "nadie me hizo caso".

La abuela y la detenida vivían juntas en la ciudad riojana de Haro, además de un hermano de ésta, quien estudia en Madrid y que el domingo se encontraba en el domicilio familiar, donde encontraron unas cartas escritas por la abuela y la madre de la niña, sobre las que ha eludido pronunciarse por recomendación del abogado.

El padre de la niña, a última hora del domingo, presentó una denuncia ante la Guardia Civil de Haro, donde residía con la menor, porque su expareja había incumplido el horario en el que debía devolverle a la pequeña.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD