30-01-2020 / 17:00 h EFE

El acoso y los abusos en espacios de fiesta nocturnos ha empujado a un grupo de jóvenes artistas a elaborar un protocolo antiacoso para lograr "santuarios" seguros y lanzar una plataforma de denuncias e información sobre lugares sin violencias.

El proyecto, que arrancará el próximo 6 de febrero con reuniones de trabajo para poner en común ideas y propuestas entre distintos colectivos, se enmarca dentro de las actividades paralelas que se han programado con motivo de la exposición "Una imagen que no duela ni cueste mirar", que se inaugura hoy en la Sala de Arte Joven.

En una entrevista con EFE, la artista Blanca Martínez, una de las responsables de esta iniciativa, explica que el origen de la idea se debe a la ausencia de espacios de fiesta seguros en ciudades como Madrid y Barcelona.

En las fiestas nocturnas, "realmente te sientes acosada en muchas ocasiones" y cuando hay complicaciones ni los encargados de la seguridad del recinto ni los promotores de la fiesta saben cómo reaccionar, dice Martínez, miembro del colectivo Ontologías Feministas.

"Hay más conciencia de los abusos de violencia de género, pero también hay acosos de naturaleza racista" o temas como la ausencia de accesibilidad para personas con discapacidad.

Después de recopilar toda la información a lo largo de este mes de febrero, el objetivo es elaborar un protocolo como una herramienta "muy básica y fácil" que tengan a mano todos los agentes implicados.

Después, la intención es articular una plataforma de denuncia para que "la gente sepa a qué bares ir y a cuales no; hay muchas denuncias que caen en saco roto de fiestas en las que pasan cosas y no se cierran".

La exposición “Una imagen que no duela ni cueste mirar”, comisariada por Anne Françoise Raskin y Víctor Aguado, pretende realizar una arqueología de la noche madrileña a través de temas como la rebeldía subjetiva, la emancipación social o la alegría compartida por las colectividades temporales.

El proyecto, ganadores de la XI edición de la convocatoria “Se busca comisario” de la Consejería de Cultura, es una aproximación a la imagen de la noche y la idea de nocturnidad que se plasma mediante diversas experiencias espaciales, sonoras, corporales o coreográficas, a cargo de artistas de la escena madrileña como Paula García-Masedo, Jesús Madriñán, Elisa Pardo Puch, Marina González Guerreiro y Chenta Tsai.

La muestra permanecerá abierta hasta el próximo 15 de marzo y el acceso es gratuita.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD