30-01-2020 / 16:33 h EFE

Un hombre que vive en una residencia de personas mayores en Palma ha sido condenado a cuatro meses de prisión por agredir a un enfermero tras regresar de la calle borracho.

El demandado ha sido condenado en firme por el delito de atentado a funcionarios públicos, ha informado el Colegio Oficial de Enfermería de Baleares (COIBA), que presentó la denuncia.

Los hechos se produjeron en el 2018, cuando el demandado, que deberá pagar 60 euros de multa, regresó a la residencia bajo los efectos del alcohol, en un estado de agresividad.

Mostró una actitud violenta hacia los trabajadores del centro y propinó un manotazo en el cuello a un enfermero que le causó una contusión.

El COIBA presentó en noviembre pasado una campaña de prevención de las agresiones a enfermeras en su puesto de trabajo. El objetivo es doble: sensibilizar a la población de la importancia del respeto hacia los profesionales sanitarios y, en segundo término, dar herramientas necesarias a las enfermeras para identificar situaciones de riesgo potencial y saber actuar ante las mismas.

Desde este colegio se anima a todos los profesionales víctimas de agresiones en el desempeño de su trabajo que se pongan en contacto para que, a su vez, active el protocolo pertinente.

Asimismo, el COIBA se personará como acusación popular en caso de tener conocimiento de cualquier procedimiento penal que se desarrolle a causa de la agresión sufrida por alguno de sus profesionales en el ejercicio de su profesión.

Igualmente, los colegiados tienen derecho a ser asistidos por los servicios jurídicos del COIBA para defender sus intereses en un juicio, ya que la póliza de responsabilidad civil colectiva incluye esta contingencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD