30-01-2020 / 12:09 h EFE

La madre de la niña de 5 años hallada muerta en la habitación de un hotel de Logroño ha llegado a la Jefatura Superior de Policía de La Rioja en un coche hacia las 11:15 horas de este jueves, procedente del Hospital San Pedro de Logroño, en cuya Unidad de Psiquiatría está ingresada en calidad de detenida.

La madre, quien ha accedido a las instalaciones policiales en un coche sin distintivos externos de la Policía Nacional, ha sido traslada para tomarle declaración, dado que, hasta ahora, no lo ha hecho y, de lo poco que ha señalado desde el lunes, fecha en la que se produjo el suceso, es que ella no ha matado a la niña.

La mujer, declare o no ante la Policía, deberá pasar, antes de la media tarde de este jueves, a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño, que es el que está de guardia, al cumplirse 72 horas desde su detención.

Este Juzgado fue el que intervino cuando el pasado martes apareció en el río Ebro el cadáver de la abuela materna de la niña, y, después, remitirá todas las actuaciones al Juzgado de Instrucción número 3, que es que asumió la investigación de los hechos ocurridos el lunes.

Hasta ahora, la mujer se ha mostrado "poco colaborativa" y mantiene una actitud "ausente", según explicó la víspera el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz, quien añadió que, de lo poco que ha transmitido, "niega haber cometido un acto delictivo", reconoce que "la niña ha fallecido" pero que "ella no la ha matado".

El pasado lunes, la Policía encontró el cadáver de la menor sobre la cama y a su madre sentada en el alféizar de la ventana de la habitación del hotel, donde se habían registrado la víspera; el martes apareció ahogada la abuela materna de la pequeña en el Ebro, en las cercanías de la plaza de toros de Logroño.

Las tres pasaron juntas el domingo sin que se sepa hasta qué hora estuvo la abuela, quien no se registró en el hotel.

A última hora de ese día, el padre de la niña, que tenía su custodia, presentó una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Haro, ciudad riojana donde residen, porque su exmujer había incumplido el horario de entregarle a la menor.

Además, un hermano de la detenida, que vivía con ella y con la madre de ambos, encontró unas cartas de despedida escritas por las dos mujeres en las que, según Pérez Sáenz, se deduce "la voluntad de ambas de quitarse la vida" y "se podrían considerar otros ámbitos en relación a la niña, pero no incriminatorios respecto a lo que fueran a hacer con ella".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD