28-01-2020 / 18:10 h EFE

El déficit del conjunto de las administraciones públicas -salvo las corporaciones locales, cuyos datos aún no se conocen- se situó en 20.746 millones de euros en los once primeros meses de 2019, un 18,1 % más que en el mismo periodo de 2018 y equivalente al 1,66 % del PIB.

Esta cifra está por debajo del objetivo que el Gobierno comunicó a Bruselas de cerrar 2019 con un déficit del 2 % del PIB y hay que tener en cuenta que las corporaciones locales -cuyos datos no están incluidos en la ejecución presupuestaria publicada este martes por el Ministerio de Hacienda- prevén registrar superávit, lo que ayudaría a compensar el dato global.

La evolución al alza del déficit se explica fundamentalmente por las comunidades autónomas, que pasan de un superávit de 1.200 millones de euros en los once primeros meses de 2018 a un déficit de 3.125 millones en el mismo periodo del año pasado, equivalentes a un 0,25 % del PIB.

Por su parte, la administración central incrementa su déficit un 0,1 %, con 11.994 millones de euros (0,96 % del PIB), en tanto que la Seguridad Social reduce un 17 % el suyo, con 5.627 millones (0,45 % del PIB).

El comportamiento del déficit autonómico responde a un aumento de los gastos del 5,2 % -tasa que duplica el incremento de los ingresos- y que ha sido consecuencia del avance del gasto en remuneración de asalariados, transferencias pagadas a otras administraciones y transferencias sociales en especie.

No obstante, el quebranto regional ha mejorado respecto al acumulado hasta octubre por la actualización en noviembre del 50 % de las entregas a cuenta de 2019, de forma que el 50 % restante será percibido durante diciembre.

Con datos hasta noviembre, aunque en su conjunto las comunidades autónomas cumplen el objetivo de déficit del 0,3 % del PIB fijado por el Gobierno, de momento se sitúan por encima de este límite Murcia (1,32 %), Comunidad Valenciana (1,29 %), Castilla-La Mancha (1,17 %) y Extremadura (1,10 %).

También superan el objetivo Castilla y León (0,74 %), Aragón (0,66 %), Cantabria (0,61 %), Galicia (0,39 %) y Andalucía (0,35 %), en tanto que por debajo del mismo están en déficit Baleares (0,22 %) y Cataluña (0,17 %).

Por su parte, en superávit hasta noviembre se encuentran Canarias (1,30 %), País Vasco (1,07 %), Navarra (0,78 %), La Rioja (0,20 %) y Asturias (0,03 %), mientras que Madrid se queda en el 0 % con 7 millones de superávit.

Pese a ello, todas las regiones -salvo Navarra- presentan una evolución más negativa en los once primeros meses de este ejercicio que en el mismo periodo del año pasado, ya sea pasando de superávit a déficit o aumentando este último.

Navarra, por el contrario, registró un superávit de 164 millones de euros de enero a noviembre de 2019, que contrasta con el déficit de 55 millones de los once primeros meses de 2018, y que ha sido consecuencia, entre otras cosas, por unos mayores ingresos fiscales.

Dentro de la administración central, el déficit del Estado se ha reducido un 7,1 % hasta los 10.880 millones, equivalentes a 0,87 % del PIB, mientras que los organismos estatales cuadruplicaron el suyo, hasta los 1.114 millones, correspondientes al 0,09 %.

Este resultado obedece a que el aumento del 5,6 % de los gastos supera al de los ingresos en 4,7 puntos, debido al crecimiento del gasto en remuneración de asalariados y de las transferencias pagadas a otras administraciones.

El déficit de la Seguridad Social es atribuible en su totalidad al sistema, que redujo su quebranto un 15,3 % hasta los 7.221 millones.

Mientras, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) lo compensó en parte con un superávit de 1.459 millones, si bien un 8,6 % inferior al de 2018, mientras que el FOGASA rebajó su saldo positivo un 6,9 %, hasta 135 millones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD