24-01-2020 / 20:29 h EFE

La borrasca Gloria, la más extensa y devastadora que ha sacudido Cataluña en años, ha afectado a más de 500 municipios, la mitad de los que hay en todo el territorio, y ha provocado daños que superan los 50 millones de euros, según las primeras estimaciones.

Por eso, tras cuatro días de "insólito y extraordinario" temporal, que ha causado cuatro muertes, la Generalitat prepara ya una estrategia coordinada con el Estado con el objetivo de restablecer la normalidad "cuanto antes" y revertir los estragos de un episodio que se ha cobrado cuatro vidas, ha dejado un desaparecido y ha castigado duramente el Delta del Ebro y la costa catalana.

De acuerdo con el primer balance del Govern, que ha divulgado este viernes la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, la tormenta ha causado destrozos en 492 escuelas valorados en 10 millones de euros, mientras que las reparaciones en puertos, litoral y carreteras que tendrá que llevar a cabo el departamento de Territorio y Sostenibilidad ascienden a unos 20 millones de euros.

A estas cifras se suman también los 9,5 millones de euros que los ayuntamientos del Delta del Ebro calculan que necesitarán para revertir la catástrofe después de que el mar haya penetrado casi cuatro kilómetros tierra adentro, dañado más de 3.300 hectáreas de cultivos y arrancado el arroz de prácticamente todo un lado del humedal.

En Barcelona, la alcaldesa Ada Colau ha anunciado que solicitará que el litoral de la ciudad -cuyas playas se han reducido una media de un 30 %- sea declarado zona catastrófica y ha estimado en más de 12 millones de euros los efectos de la tormenta sobre la capital catalana.

La jornada de hoy ha servido, por tanto, para hacer un primer análisis de la situación, lo que ha llevado al director del Área de Abastecimiento de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Jordi Molist, a dar las primeras explicaciones sobre la gestión de los pantanos.

Molist ha asegurado que no se desembalsó más agua antes del temporal porque las previsiones "eran inciertas" y había un "resguardo muy importante" que creían suficiente, una versión que también ha defendido el conseller de Territorio, Damià Calvet.

Por otro lado, con el temporal dado ya por extinto, la Generalitat ha informado de que creará un grupo de trabajo la próxima semana para coordinar a sus consellerías en la gestión de la recuperación de los daños, una tarea para la que ha pedido la ayuda del Gobierno.

El Govern ha propuesto también liderar un "espacio de coordinación" con el Estado, las diputaciones y las administraciones locales para hacer frente al escenario de "postemergencia", recuperar "lo antes posible" la normalidad en los municipios y obtener una evaluación exhaustiva de los daños.

Por su parte, la Delegación del Gobierno en Cataluña ha solicitado a todos los alcaldes de los municipios afectados que le envíen cuanto antes una valoración de los perjuicios para que el próximo Consejo de Ministros los analice y ponga en marcha los mecanismos de ayuda lo más rápido posible.

Y es que, a pesar de la partida del temporal, sus consecuencias no se irán tan rápido: más de 4.000 alumnos continúan sin clase por las inundaciones, los cortes de carretera y los desprendimientos, que siguen afectado gravemente a muchos equipamientos e infraestructuras de toda Cataluña.

Continúan, además, las tareas de búsqueda del marinero filipino desaparecido en el puerto de Palamós (Girona) el pasado martes, cuando fue arrastrado por una ola mientras amarraba el mercante de bandera en el que viajaba.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD