24-01-2020 / 17:39 h EFE

En la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) este viernes costaba encontrar una cara sin sonrisa. 175 presos han vivido la magia del cine más cerca que de costumbre. Tras la proyección de "Padre no hay más que uno", aparecía -entre aplausos y vítores- su director, Santiago Segura, ante la pantalla del salón de actos.

"No os libráis de mis películas ni en la cárcel", ha comentado entre risas. En las gradas 151 hombres y 24 mujeres, algunos de los cuales han cogido el micrófono para compartir durante treinta minutos sus impresiones sobre el film y hacer preguntas tanto al protagonista, Segura, como a la actriz principal, Toni Acosta, que también ha participado en el coloquio.

Organizado por la Academia del Cine en la antesala de la gala de entrega de los Premios Goya en Málaga, algunos reclusos han aprovechado para pedirle un autógrafo para sus familiares; otros le han preguntado sobre su carrera; un valiente ha contado un chiste y, en general, han compartido qué ha significado para ellos la que ha sido la cinta más taquillera del año.

"La película me ha inspirado para no rendirme. Me ha enseñado cómo luchar por mi familia, me ha enseñado a ser padre", ha confesado uno de los internos.

Y es que el film cuenta la historia de una familia cuyo padre no sabe lo que supone el cuidado de la casa y de sus hijos. Cuando su mujer decide irse de viaje, se enfrenta a esta realidad, lo que dará la oportunidad a los protagonistas de conocerse y disfrutarse por primera vez.

Uno de los momentos más cómicos ha tenido lugar cuando un preso le preguntaba a los actores qué habían sentido cuando les nominaron a los Goya. "Bueno, no estamos nominados", respondía Acosta ante un auditorio lleno de risas.

"Las películas que llegan a los Goya son las películas buenas, a la cárcel traemos la más vista del año", ha contestado Segura al preso, que se ha disculpado diciendo que allí están "muy perdidos" y añadir: "aquí no nos enteramos de nada".

Uno de los reclusos, Cristian Liemen, comentaba que para él el cine es importante para entender la vida porque una película como esa "te enseña la realidad" y no es "una fantasía", al tiempo que agradecía también la visita de los actores. "Es muy bueno cuando gente famosa viene aquí, a nosotros; esa es una motivación muy grande".

Santiago Segura, para quien ha sido la primera vez que ha presentado una película en la cárcel, se ha mostrado muy satisfecho con el encuentro: "Ha habido preguntas más interesantes que en la mayoría de las ruedas de prensa".

El cineasta ha expresado su preocupación ante los problemas judiciales que sufren los presos y ha comentado que los funcionarios de prisiones están muy infravalorados salarialmente y no están protegidos. "Para cada módulo de cien presos hay dos funcionarios, están vendidos".

Para otro de los reclusos, Pepe León, ha sido "muy gratificante" tener la oportunidad de ver aquí esta película. "Para nosotros, que somos todos internos, la mente se libera: siempre pensamos en la calle, que es lo que realmente nos conmueve para estar con la familia y estar ya libres de una vez".

A pesar de los barrotes, la puertas cerradas y las historias que se esconden detrás de las cada uno de ellos; gracias al cine han podido sentirse -al menos por un rato- más cerca de la libertad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD