22-01-2020 / 19:40 h EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha considerado este miércoles que la situación en la que ha quedado el delta del Ebro tras el paso de la borrasca Gloria es una "catástrofe natural", después de visitar algunas de las zonas más afectadas.

El presidente catalán se ha desplazado a L'Ampolla, Deltebre y el litoral del núcleo de Riumar y ha avanzado que la Generalitat trabajará conjuntamente con la Mesa de Consenso del Delta, que agrupa alcaldes, comunidades de regantes y agentes implicados del territorio, para impulsar un plan de acción que aporte soluciones.

Torra, junto a la consellera de Agricultura, Teresa Jordà, y el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, se han emplazado a asistir el próximo miércoles a una reunión promovida por la Mesa de Consenso de donde deben nacer las ideas principales de este plan de acción.

La Mesa es un órgano promovido por las comunidades de regantes del delta del Ebro con el objetivo de convertirse en el interlocutor del territorio ante las administraciones y en el espacio donde tenga lugar el debate para analizar y confrontar las mejores soluciones.

"El Delta necesita una solución ahora y aquí y en este sentido reafirmo el compromiso que he dado a los alcaldes, que ya es hora de pasar a la acción. Aprovecharemos el marco de la Mesa de Consenso para impulsar un plan de acción que consensuaremos en los próximos días, y que tendremos que calendarizar, presupuestar y exigirnos en su cumplimiento", ha asegurado Torra.

Según Torra, "el Delta necesita soluciones ahora y aquí" y por ello ha reclamado también la implicación de las administraciones del Estado: "Lo que vivimos en el Delta nos obliga a todos, no sólo a la Generalitat, también el Estado, el Delta nos exige un SOS", ha recalcado.

El presidente también ha explicado que ha convocado esta tarde en el Palau de la Generalitat una reunión del Comité de Seguimiento del temporal con todos los departamentos implicados para hacer un análisis de la situación proponer medidas.

La visita de Torra al delta del Ebro ha tenido lugar tras un episodio de tormentas que los alcaldes de la zona han descrito como el más potente en años.

De hecho, ayer, el alcalde de Deltebre, Lluís Soler, aseguraba que 3.000 hectáreas de arrozales de la margen izquierda han quedado anegados por el mar y que las olas han remontado 3 kilómetro tierra adentro.

Las muscleras de la bahía del Fangar también han sido destruidas por el temporal, que ha provocado afectaciones muy importantes en otros puntos frágiles, como la isla de Buda, en Sant Jaume d'Enveja, y la barra del Trabucador, en Sant Carles de la Ràpita.

En otro de los puntos que ha visitado Torra, L'Ampolla, anoche se vivió un importante episodio de inundaciones en el centro del casco urbano, provocado por el agua que bajaba de los barrancos, combinada con las olas que sobrepasaban el puerto.

El agua que desembocaba los barrancos no encontraba salida al mar e inundó decenas de bajos en el centro del pueblo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD