22-01-2020 / 15:01 h EFE

Padres de los alumnos matriculados en el colegio Frai Luis de Granada, de Sarria, se concentraron a primera hora de esta tarde a las puertas del centro para pedir una solución definitiva que garantice la seguridad de sus hijos, porque no se conforman con las explicaciones facilitadas por la Consellería de Educación.

Uno de esos padres, Fran Pico, explicó que en este momento el colegio está lleno “de puntales, tablas rotas y puntas oxidadas”, lo que hace que el centro “no sea seguro” para los niños.

Este padre explicó que en la reunión que se celebró ayer por la tarde participaron técnicos de la Consellería de Educación y también una inspectora, pero ese encuentro solo sirvió para hacer más evidentes “las contradicciones” entre los responsables de la administración y los técnicos de la empresa que está realizando la supervisión del centro.

“Los técnicos de la Xunta nos contaron lo que les pareció conveniente, durante cinco minutos, pero cuando algunos padres”, con conocimientos en la materia, “les hicieron preguntas técnicas, no supieron qué responder”.

Es más, cuando los padres le preguntaron directamente a la inspectora si ella “podía garantizar la seguridad de sus hijos, no respondió”.

“El colegio está totalmente apuntalado. En estas circunstancias es imposible que estemos tranquilos”, concluyó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD