17-01-2020 / 15:13 h EFE

Liberata Rolán, una vecina de Lugo de 95 años de edad, ha cumplido hoy su deseo de ser la primera persona en utilizar el nuevo ascensor urbano del Sagrado Corazón de Lugo, el barrio en el que lleva viviendo media vida.

Cuando se enteró de que su barrio contaría con un ascensor urbano para salvar la pendiente que separa la zona alta de la cota más baja, esta anciana, que llegó de Alemania en 1982 y se instaló en el Sagrado Corazón, le hizo llegar a la alcaldesa de la ciudad, Lara Méndez, su deseo de ser la primera persona en estrenarlo.

Acompañada por la propia regidora local, tras casi cuarenta años residiendo en el barrio, esta anciana fue la primera en utilizar el ascensor, que hoy quedó inaugurado, después de una inversión de 240.000 euros.

El ascensor tiene una puerta de acceso en la Avenida de Adolfo Suárez y otra a once metros de altura, al lado del salón de actos del colegio del barrio.

Dispone, además, de una parada intermedia, a una cota de 6,75 metros, al nivel de la plaza de la iglesia parroquial.

Las obras comenzaron en abril, aunque la gestación de este proyecto se demoró durante años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD