16-01-2020 / 18:50 h EFE

Ford invertirá 42 millones en la planta valenciana de Almussafes, que en 2021 sumará a las versiones híbridas y enchufables del Kuga y el Mondeo los modelos eléctricos del S-Max y Galaxy y se convertirá así en una factoría clave en la estrategia de electrificación de la multinacional.

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, ha anunciado que ocho millones se dedicarán al S-Max y al Galaxy y otros 24 millones se invertirán en la planta de montaje de baterías que comenzará a funcionar en septiembre con dos líneas, una para el modelo híbrido del Kuga y otra para el híbrido enchufable.

Rowley se ha reunido este jueves con el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras visitar la planta de Almussafes junto con la cúpula directiva de Ford Europa para comprobar el proceso de lanzamiento del nuevo Kuga.

Otros diez millones se invertirán en el desarrollo de los híbridos del Kuga en la planta valenciana, que será la que más vehículos eléctricos fabrique en Ford, con siete modelos.

La electrificación es clave para Ford y trabaja en ello intentando incrementar los modelos eléctricos en toda Europa, donde introducirá catorce modelos a lo largo de este año, con especial impacto en Almussafes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD