16-01-2020 / 14:20 h EFE

La portavoz municipal de Cambia Avilés, Tania González, ha criticado este jueves que el plan para el suelo de las antiguas baterías de coque de ArcelorMittal no contemple el indulto de alguno de los elementos del patrimonio industrial y que “la voluntad sea demoler desde el minuto uno”.

La concejala ha expresado su preocupación por la negativa de SEPI Desarrollo Empresarial (SEPIDES) de no mantener ningún elemento del patrimonio industrial de las baterías de coque.

González ha asegurado que ha tenido la oportunidad de preguntar a los responsables de SEPIDES si se había llevado a cabo algún tipo de estudio de valor patrimonial, de estado de conservación de las instalaciones o de posibles usos alternativos “y la respuesta fue no en todos los casos”.

“No ha habido en ningún momento un criterio, un objetivo de mantener algo del patrimonio industrial de las baterías, porque no hay un estudio de valor patrimonial ni de usos alternativos, y la voluntad es demoler desde el minuto uno”, ha lamentado la portavoz de Cambia Avilés.

Según Tania González, el argumento es que es una alta inversión “pero no han proporcionado las cifras con respecto a la demolición, que es una operación que cuenta más de 14 millones de euros, el grueso más importante del monto total”.

Tania González ha indicado que existen muchos ejemplos en la cuenca del Ruhr, en Alemania, de cómo instalaciones muy similares se han utilizado para centros de empresas o culturales, o incluso un gasómetro convertido en un tanque de buceo.

La portavoz del grupo nacido de la confluencia de Podemos e IU, también ha puesto los ejemplos de Avilés, como la Factoría Cultural o La Curtidora.

“Nos sorprende que tanto desde SEPIDES como desde el Gobierno Municipal, que sería el principal responsable de aportar un proyecto armónico de ciudad, no se valorara que todo esto es un elemento clave para la identidad avilesina y para construir un futuro alternativo, con más oportunidades para nuestra ciudad”, ha declarado.

La portavoz de Cambia Avilés ha recalcado que la alcaldesa de la ciudad ha venido defendiendo que se iba a conservar un gasómetro y el histórico edificio de Telefónica, “por eso ahora tiene que dar explicaciones de por qué no se pone firme a la hora de defender elementos que son cruciales para entender lo que es Avilés y los avilesinos”.

La portavoz de Cambia Avilés ha reaccionado así tras conocer los pormenores del plan que existe para la urbanización de los 350.000 metros cuadrados que liberarán las baterías, que tendrá un coste estimado de 40 millones de euros y un plazo de ejecución de cuatro años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD