16-01-2020 / 13:31 h EFE

Una manifestación y una huelga educativa, convocadas por Ustea, CGT y la federación de madres y padres Alhambra, han defendido este jueves en Granada la continuidad de todos los centros educativos públicos, especialmente en las zonas rurales, y han exigido a la Junta de Andalucía un compromiso formal.

En la marcha, que ha recorrido distintas calles del centro de la capital granadina, han participado unas 7.000 personas, según los cálculos provisionales facilitados por Ustea, cifra que la Policía Local rebaja, a través de un portavoz, a unos 1.300 manifestantes.

En cuanto a la huelga, los sindicatos han considerado que el seguimiento medio en los colegios de Primaria de la provincia ha llegado al 75 % y ha sido incluso total en algunas zonas rurales.

Según datos oficiales extraídos de Séneca este mediodía por la Junta de Andalucía en la provincia, de 5.295 docentes convocados a la huelga, 101 la han secundado (1,9 %); mientras que, de los 265 centros de Infantil y Primaria, se han producido incidencias relacionadas con la huelga en 38.

En declaraciones a Efe, Javier Valdés, de Ustea, ha destacado el "éxito" de la movilización, que a juicio de los convocantes ha "desbordado todas las previsiones" y a la que se han sumado muchos afectados de pueblos de Granada llegados en autobuses.

Aunque la Consejería de Educación ya ha negado que 51 colegios de Granada vayan a perder la ESO o que 700 alumnos vayan a tener que acudir a otros pueblos y haya asegurado que la reorganización de centros se hará con diálogo y consenso, los convocantes de la marcha y la huelga quieren un compromiso por escrito de esta administración.

"No queremos vernos en las mismas el año que viene, actualmente no tenemos ninguna interlocución directa, por eso no nos basta con el anuncio porque tememos que la intención sea acabar con los centros Semi D (Infantil + Primaria + Primer Ciclo de ESO)", ha dicho Valdés.

En la misma línea se ha pronunciado Rosa Funes, presidenta de la federación Fampa Alhambra, quien ha considerado igualmente "un éxito" esta protesta por la respuesta en la calle y el seguimiento de profesorado y alumnos, y quien espera un "compromiso a largo plazo" por parte de la administración educativa.

El coordinador general de IU Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Toni Valero, se ha sumado a las protestas contra el posible cierre de líneas educativas y ha acusado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de someter a Andalucía a una política de recortes especialmente dura en sanidad y educación.

Valero también ha criticado que Moreno haga bandera de un diálogo que a su juicio no es real y ha reclamado que se blinden la educación pública y los colegios rurales como herramienta para luchar contra la despoblación.

"Cada colegio, cada línea rural que se cierra, no se vuelve a abrir, y eso se hace en beneficio de la educación concertada", ha criticado el portavoz de Adelante Andalucía, que ha reclamado inversión para ofrecer educación de primera nivel que garantice un derecho constitucional.

Por otra parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, ha propuesto al Consejo Escolar de Andalucía unas jornadas para reflexionar sobre la idoneidad de la reforma de la Junta.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD