10-01-2020 / 15:00 h EFE

La máquina con la que se aplica el tratamiento de radioterapia en el Complejo Asistencial de Zamora ha sido reparada y este viernes por la tarde vuelve a funcionar tras llevar sin uso desde el pasado 30 de diciembre a consecuencia de una avería, lo que ha generado quejas de los pacientes.

La reanudación del funcionamiento de la máquina de radioterapia ha sido posible tras recibirse la pieza que se había estropeada y comprobar tras su sustitución que ya funciona correctamente, según ha indicado a la Agencia Efe la gerente de Atención Sanitaria de Zamora, Montserrat Chimeno.

La responsable del sistema sanitario público en la provincia ha indicado que durante los días en los que no ha funcionado la máquina los pacientes de los casos más urgentes han sido trasladados a Salamanca para recibir allí las sesiones de radioterapia.

Chimeno ha señalado que las citas de los pacientes han comenzado a reprogramarse para que puedan recibir radioterapia en los próximos días.

También ha indicado que la próxima semana se pondrá en marcha el nuevo acelerador lineal que sustituirá a la actual máquina de radioterapia y que ha sido donado por el empresario del sector textil Amancio Ortega.

Una vez que entre en funcionamiento, el nuevo acelerador lineal sustituirá a la máquina actual de radioterapia, que ya tiene quince años.

La avería del acelerador lineal la denunció públicamente a través de las redes sociales el nieto de un paciente, que también puso de relieve el problema de los desplazamientos de los enfermos oncológicos del medio rural zamorano que reciben sesiones de radioterapia.

La denuncia la formuló a título particular a través de Twitter el periodista benaventano de Antena 3 Televisión Ángel Negro y su hilo sobre las penalidades que debía pasar su abuelo enfermo de cáncer se ha hizo viral en poco tiempo y suscitó el interés de medios de comunicación nacionales y de la asociación del Defensor del Paciente.

El comunicador puso la situación de su abuelo como ejemplo de las penalidades que deben pasar los pacientes de la denominada España Vaciada.

Además de reclamar una alternativa para los pacientes que debían someterse a radioterapia porque llevaban sin ese servicio desde finales de año, Ángel Negro recordó que su abuelo tiene que hacer 130 kilómetros cada día para su sesión de radioterapia.

Denunció también que, si no podían llevarle sus familiares, su abuelo debía ir en una ambulancia que hace paradas en varios pueblos para recoger otros pacientes y realiza en dos horas el trayecto entre Benavente y Zamora que normalmente es de unos cuarenta minutos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD