09-01-2020 / 17:51 h EFE

El director de la Academia del Deportivo Alavés, Óscar Garro, destacó este jueves el "valor formador" de la cantera del club babazorro y la importancia que tienen las familias en el proceso de crecimiento de las futbolistas albiazules.

El responsable de la base de la entidad vitoriana, que entró en el cargo el pasado mes de junio, tuvo un encuentro con los medios de comunicación en el que explicó el funcionamiento del fútbol base alavesista.

Garro puso su conocimiento internacional, fruto de las labores que llevó a cabo en lugares como Colombia, Qatar o China, al servicio del Alavés y comentó que tienen que "convencer a las familias de los jugadores de que esta es la casa y el lugar adecuado para poder acompañar al jugador en su educación" porque consideró que "en el fútbol hay que volver a retomar los valores acompañando a los familias".

"Os puedo garantizar de que todas las familias salen encantadas", aseguró Óscar Garro, que no fue ajeno a otras dificultades como contratos económicos o de otra índole, pero afirmó que la diferencia de esta academia respecto a otras está en el triángulo que forman club, jugador y familia.

Incidió en que se deben al proceso y no al resultado porque si solo premian a los que sacan un diez sin tener en cuenta el proceso, caerán en el error.

"Buscamos un proceso de autoconocimiento personal para preparar al jugador para la vida y para el juego", comentó Garro y añadió que para eso "el rol del entrenador es el de formador y facilitador del proceso de aprendizaje de los jugadores.

A juicio del máximo responsable de la cantera del equipo vitoriano, "sin contar a la afición, el patrimonio del club es el jugador y hay que cuidarlo, mimarlo y desarrollarlo, pero eso no se aprende en los cursos de entrenador".

En los últimos años la Academia del Deportivo Alavés ha ido dando pasos y en la actualidad cerca de una docena de jugadores juegan con sus selecciones tanto en España como en otros países.

Además cabe destacar que casi 20 años después, el equipo filial alavesista volvía a la categoría de bronce del fútbol español el pasado verano, todo un hito que solo muestra la punta del iceberg del trabajo de cantera que se lleva a cabo en la entidad.

"Hay que aceptar el fracaso y que no siempre se va a conseguir lo merecido porque la vida es eso y para todo eso necesitamos el acompañamiento de las familias", apostilló el formador, que argumentó que con la expansión internacional del club a través de acuerdos con clubes en todo el mundo, intentan "acortar los plazos en la formación de los jugadores", ya que con las actuales reglas FIFA es complicado reclutar jugadores en edades tempranas, por lo que apuestan por formarlos cerca de sus domicilios compartiendo su metodología con determinadas estructuras.

Está convencido de que próximamente varios jugadores aparecerán en el primer equipo dirigido por Asier Garitano o despertarán el interés por otros clubes, pues aclaró que "una de las vías de sostenibilidad es generar recursos propios y por eso el club invierte" en diferentes áreas.

Óscar Garro, que reconoció la labor de su predecesor en el cargo, Mikel González, manifestó que buscan "sacar a los jugadores de sus zonas de confort y plantearles constantemente situaciones que les pongan al límite" para que puedan crecer no sólo en su tarea como futbolista, sino en la vida en general.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD