06-01-2020 / 13:19 h EFE

El Gobierno regional, a través de la Consejería de Cultura, ha dado ya los primeros pasos para contar con una Carta Arqueológica Subacuática que no se renueva desde los añosnoventa, y ya se han sentado las bases para contar con este documento, que comenzará por la investigación en aguas de la bahía de Santoña.

El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, anunció que en los presupuestos de su departamento para 2020 se recogía, por primera vez, una cantidad en una primera fase, de 30.000 euros, para elaborar una Carta Arqueológica Subacuática.

"Este documento, que no se renovaba desde los años noventa, es fundamental para elaborar una política de protección de nuestros pecios desde un punto de partida riguroso y científico", ha señalado el vicepresidente a Efe.

Detectada esta carencia, el pasado 6 de septiembre, la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica solicitó, en respuesta al ofrecimiento de la Dirección General de Bellas Artes, que, en el contexto de colaboración con el Instituto Español de Oceanografía para la realización de cartas subacuáticas, se llevaran a cabo los trabajos necesarios para disponer de una Carta Arqueológica Subacuática de la costa de Cantabria.

Al tratarse de una zona tan extensa, se propuso una primera fase, para la realización de la Carta Arqueológica Subacuática de tres de las bahías que históricamente sirvieron de acogida y refugio de barcos comerciales y/o de la Armada, y que fueron marco de luchas y batallas: Santander, Santoña y San Vicente de la Barquera.

En el caso de Santoña, el Gobierno recuerda que en el año 1998 se localizó un pecio que es considerado el galeón "Nuestra Señora de la Concepción", construido en Deusto en 1639 y hundido, tras desigual combate en Santoña, al parecer por su propia tripulación para evitar su captura por la armada francesa.

En este contexto, la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica se ha reunido con la Comandancia Naval de Cantabria y ha mantenido, igualmente, conversaciones con la Dirección General de Cultura del Principado de Asturias, para "crear sinergias" que faciliten la suscripción de un acuerdo de colaboración con la Armada Española en el marco del Plan Nacional de Protección del Patrimonio Arqueológico Subacuático.

Además, el Ministerio de Cultura y la Armada propusieron la celebración de una reunión conjunta en la que participarían, además de sus representantes, los de Cantabria y Asturias y el Instituto Español de Oceanografía, organismo público de investigación dependiente del Ministerio de Ciencia, que dispone de barcos y tecnología de última generación, que podrían ayudar en gran manera en la localización de puntos de interés en la costa cántabra.

En diciembre se celebró en Madrid la reunión con la presencia de la directora general de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica del Gobierno de Cantabria, Zoraida Hijosa, así como su homónimo asturiano, y se ha procedido a fijar las fases de la futura carta arqueológica, que comenzará por la investigación en aguas de la bahía de Santoña, con la colaboración tanto del IEO como de la Armada Española.

El IEO se ha comprometido a elaborar un plan que estará preparado para finales de enero de 2020, fecha en la que las partes se han emplazado a mantener una nueva reunión para comenzar con los trabajos cuanto antes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD