04-01-2020 / 23:09 h EFE

El piloto español Óscar Fuertes (SsangYong) iniciará este domingo su tercer Dakar con el ligamento cruzado de la rodilla izquierda roto y el menisco recientemente operado para llegar in extremis al podio de salida en Yeda (Arabia Saudí).

La operación de rodilla a la que el piloto madrileño se sometió apenas tres semanas atrás fue la puntilla de una seguidilla de infortunios que comenzaron a mitad de año pasado con un accidente doméstico donde sufrió quemaduras en ambas piernas.

"Me tiré dos meses parado, sin poder moverme y con las piernas vendadas. Perdí masa muscular, pero lo peor fue que también perdimos un tiempo muy valioso", indicó Fuertes en un comunicado.

El campeón de España de rallys se perdió por culpa de esa contingencia el Rally de Marruecos, la antesala del Dakar, donde debía comenzar a probar en competición la última versión de su coche, bautizado como SsangYong Korando DKR.

Luego, cuando faltaban apenas tres semanas para comenzar el Dakar sufrió una lesión de rodilla durante unos entrenamientos en Marruecos.

Por plazo la artroscopia a la que se sometió el 19 de diciembre solo le permitió recuperar el menisco, pues la cirugía del ligamento desgarrado le hubiese hecho perderse seguro el Dakar.

Los médicos intentaron quitarle de la cabeza la idea de correr, pero la fuerza de voluntad del piloto pudo más."He trabajado a tope con el fisioterapeuta, que me acompaña también en el Dakar para controlar la lesión... Va a ser doloroso", anticipó Fuertes.

Esta lesión ha obligado al piloto madrileño a cambiar su estilo de conducción, pues "normalmente frenaría con el pie izquierdo", pero ahora tendrá que hacerlo con el derecho.

"Es nuestro tercer año, ya no somos unos novatos. Tenemos experiencia, un coche magnífico, un equipo magnífico, un copiloto magnífico... Ahora, en vez de luchar contra la carrera, tenemos que luchar contra los demás y estar lo más arriba posible", deseó Fuertes.

El piloto consideró que en esta edición del Dakar, la primera que se celebra en Arabia Saudí, "hay mucha competencia, pero el coche es mucho más competitivo y, sobre todo, mucho más equilibrado".

"Con este coche y el terreno que se espera en Arabia Saudí, nos vemos con más posibilidades. Van a ser unas especiales muy rápidas. Nos esperan pistas bastante rectas y una velocidad mucho más alta que lo que habíamos visto estos últimos años en Sudamérica. A mí me apetece mucho este tipo de terreno", confesó.

Por su parte, el copiloto Diego Vallejo opinó que "cuanto más difícil sea la navegación, más se igualará todo, y eso es positivo".

"Cuando tú confías en tu copiloto y has trabajado bien el tema de la navegación, que sea complicada significa que a lo mejor podemos sacar ventaja", concluyó Vallejo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD