24-12-2019 / 12:39 h EFE

Jesús, un niño de 20 meses afectado por una bronquiolitis, pasará la Nochebuena y la Navidad en casa, con los suyos, gracias a un programa de hospitalización domiciliaria del Niño Jesús que ha hecho posible que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, se adelante unas horas a Papá Noel y visite (telemáticamente) el hogar del paciente.

No ha sido a través de la chimenea, sino mediante una pantalla de plasma que ha permitido a la presidenta de la Comunidad de Madrid observar desde una de las salas del Hospital Universitario Niño Jesús a uno de los ocho pacientes del centro que tendrán la suerte de pasar estas fechas familiares en sus domicilios.

"No todos los niños y todos los pacientes en Madrid podrán estar en sus casas en Navidades, pero saber que están en las manos de los mejores profesionales es una satisfacción como presidenta de la Comunidad de Madrid", ha dicho Díaz Ayuso tras observar la evolución del pequeño, que, además de los regalos navideños, ha recibido en su casa este año el material sanitario necesario para curarse.

Al otro lado de la línea, el niño juguetea con dos enfermeras y trepa por una mesa para intentar alcanzar sus muñecos, mientras el padre explica que su hijo ha experimentado en una semana "un cambio casi milagroso, de estar casi caído en el carrito a estar como le ven ustedes ahora".

Todo ello gracias a un programa de hospitalización domiciliaria que lleva poco más de un año en marcha y que ha tratado ya a 500 niños de Madrid, con visita diaria de profesionales, contacto telefónico con el Niño Jesús las 24 horas del día y, además, servicio de videollamada.

Un programa de asistencia que demuestra que "la humanización en la sanidad es posible", ha dicho la presidenta regional, quien también ha felicitado las fiestas a los más de 10.000 profesionales de la Sanidad de la Comunidad de Madrid, a los pacientes y a sus familias, y a los periodistas.

Pero no todos los pacientes pueden acogerse a este novedoso servicio. Los requisitos son que el pequeño presente cierta estabilidad que avale que no vaya a empeorar estando en el domicilio, que éste sea habitable y propicio para recibir el material sanitario, y que la casa se encuentre en un radio de acción de 30 minutos del Niño Jesús.

Quienes no las cumplan, tendrán que recibir la visita de Papá Noel y sus renos en el propio hospital, como les ocurre a Nerea (14 años) y Nahia (12 años), otras dos niñas que han recibido la visita de la presidenta en sus amables habitaciones del centro madrileño.

Díaz Ayuso ha charlado con sus madres y con sus médicos, y ha llevado como 'pajes' de esta visita navideña al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; al gerente del hospital, César Gómez Derch, y a la responsable del servicio de hospitalización domiciliaria, Raquel Jiménez.

Con Nerea, la presidenta se ha ofrecido a mover hilos para que Papá Noel se porte tan bien como ella este año, y con Nahia ha descubierto alguna similitud -quiere ser periodista, como es Díaz Ayuso, y ambas son forofas del Real Madrid, a pesar de que la pequeña es jugadora del Rayo- por la que también mediará para hacer realidad su deseo de Navidad: que no falte el marisco en Nochebuena.

No podrán llegar a tiempo al Niño Jesús los frutos del mar, pero Nahia se ha llevado la promesa por parte del equipo médico de que la cena de esta noche, aunque no pueda ser en casa, le va a gustar mucho.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD