21-12-2019 / 14:59 h EFE

La Guardia Urbana de Barcelona localizó anoche a 45 conductores ebrios o drogados, en el marco de dos macrocontroles con los que pretendía perseguir a quienes, en estas fechas de cenas navideñas, se ponen al volante tras haber consumido alcohol o sustancias estupefacientes.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado de que los agentes que participaron en estos macrocontroles realizaron un total de 514 pruebas de alcoholemia y 34 de drogas, de las que 36 dieron positivo en alcohol y 9 en diversas sustancias estupefacientes.

El Plan de Seguridad Viaria de Barcelona incluye la ejecución de estos macrocontroles, con los que se pretende sacar de las calles a los conductores que han consumido sustancias que alteran sus reflejos y que ponen en peligro la seguridad del resto de ciudadanos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD