21-12-2019 / 11:59 h EFE

Las fuertes lluvias que han caído esta noche en la localidad turolense de Villar del Cobo han ocasionado un desprendimiento de tierra en la carretera TE-V-9033 que conecta esta población con Tramacastilla, en la Sierra de Albarracín.

Según ha explicado a EFE el alcalde de Villar del Cobo, José Miguel Aspas, el derrumbe se ha producido de madrugada apenas a dos kilómetros del municipio, anegando la vía, que ha tenido que ser cortada al tráfico ya que incluso se ha levantado parte del asfaltado.

Aspas ha indicado que no es la primera vez que sucede algo parecido en esta carretera, situada en una ladera con tierra "que tiene tendencia a los desprendimientos", ya en julio de este mismo año también tuvo que ser cerrada al tráfico "prácticamente en el mismo sitio" por un desprendimiento de grava.

El alcalde ha señalado que en esa vía es frecuente la caída de piedras, tal y como sucede en la carretera A-1512 que conecta Albarracín con el resto de la sierra, donde el río Guadalaviar también ha aumentado su caudal de manera considerable tras las lluvias caídas en las últimas horas.

Los técnicos del Área de Carreteras de la Diputación de Teruel, titular de la vía, se han desplazado a la zona después de recibir el aviso y han comprobado que la tierra y piedras caídas a la vía impedían la circulación, por lo que se ha señalizado el corte, según han informado fuentes de la institución en un comunicado.

El vicepresidente de la Diputación y delegado de Carreteras, Alberto Izquierdo, ha asegurado que en la zona hay mucha inestabilidad y sigue saliendo agua, por lo que "hay que dejar que termine de salir para que no haya embolsamiento".

Mientras, en el parque de maquinaria de la Diputación de Teruel están preparando el equipo para poder actuar en la zona en cuanto las condiciones lo permitan, aunque "hoy y mañana será difícil abrir la carretera por esa inestabilidad" porque, aunque se retirara el material de la carretera, podría haber peligro para la circulación por lo que hay que primar la seguridad.

La Sierra de Albarracín permanecerá a lo largo de toda la jornada de este sábado en alerta naranja por vientos de componente oeste que podrían alcanzar los 100 kilómetros por hora, al igual que las comarcas turolenses de Gúdar-Javalambre, Jiloca y Maestrazgo.

La situación empezará a remitir a lo largo del domingo, aunque continuará la alerta amarilla por vientos que podrían llegar hasta los 80 kilómetros por hora y de cara al lunes se espera que vuelva la normalidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD