18-12-2019 / 17:10 h EFE

Laboral Kutxa prevé un crecimiento de la economía navarra del 2,2 % en 2020, lo que supone una continuación de la ralentización que viene produciéndose desde el año 2018, con una reducción del paro que llegará el próximo año hasta el 7,9 % y la creación unos 12.000 empleos en el bienio 2019-2020.

Estas son algunas de las previsiones que han hecho públicas en rueda de prensa el director de Desarrollo de Negocio de Laboral Kutxa, Ibon Urgoiti y el director de Estudios de la entidad financiera, Joseba Madariaga, quien ha señalado que la situación de Navarra es mejor que la que se observa en el conjunto del país y Europa.

Según Madariaga, el Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad Foral crecerá un 2,2 % en 2020, una previsión seis puntos porcentuales por encima a lo que se espera del conjunto de la economía del país.

En lo referente al empleo, la previsión es que la tasa de paro en Navarra se sitúe en el 7,9 %, lo que se traduce en la creación de unos 12.000 empleos en el bienio 2019-2020 y que representa una mejor situación a la del conjunto del país, donde se prevé una tasa de paro del 13,1 %.

Esta ralentización en la economía, ha explicado Urgoiti, viene motivada por la incertidumbre creada a nivel internacional marcada principalmente por el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la salida del Reino Unido la Unión Europea, si bien la desaceleración en Navarra ha sido mucho menos acusada.

La mejor salud de la economía Navarra viene motivada en gran parte por el “elevado dinamismo industrial en material de transporte y bienes de equipo”, con crecimientos del 32 % y 33 % respectivamente, lo que ha producido un crecimiento del conjunto de la producción industrial del 15 %, una cifra “muy elevada” a juicio de Madariaga.

Esto, ha comentado, se produce en un contexto en el que está cayendo la producción de coches en las plantas alemanas a la vez que la producción de coches alemanes fuera de sus fronteras crece, un aspecto que afecta positivamente a Navarra pero que el economista relaciona con una simple circunstancia de demanda.

Madariaga ha señalado que hay "un panorama positivo” en la exportación de vehículos, con un crecimiento del 40 % que contrarresta con el del resto de bienes, que se estancan, observándose una desaceleración en las exportaciones dirigidas a la Unión Europea que contrasta con el incremento del 24,5 % del resto.

El consumo y servicios “mantienen indicadores saludables, aunque la inversión de las familias se está retrayendo” ha apuntado aludiendo a que “venimos de una fase de auténtica crisis” en la que las familias descendieron su consumo, lo que provocó que, con la vuelta de una fase de crecimiento, los hogares repusieron bienes duraderos como viviendas o coches.

“Un entorno de desaceleración no es propicio para el crecimiento de los precios”, ha puntualizado Madariaga en referencia a la previsión de crecimiento del IPC en Navarra, que sitúa en un 1 % en 2020, una tasa prácticamente igual a la del conjunto del país.

Ante el contexto de incertidumbre internacional que existe en la actualidad “es fácil entender la bajada de los tipos de interés a lo largo de este año” para potenciar la inversión, ha señalado Urgoiti, quien ha considerado que se mantendrán en estos valores hasta el año 2023.

A pesar del pronóstico positivo para la Comunidad Foral, Urgoiti ha recordado que “el futuro se nos presenta lleno de retos para los que hay que prepararse desde hoy”.

Precisamente en este momento “en el que la mejoría de la economía está más vigente que nunca” y ante nuevos retos provocados por el necesario cambio de modelo energético que afectará directamente a la industria, ha apostado por “políticas de innovación y de formación de las personas”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD