18-12-2019 / 15:41 h EFE

El ministerio público ha hecho hoy un alegato a favor de la mujer en el macrojuicio que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Málaga contra una organización de prostitución con tres clubes de alterne, ubicados en la provincia de Málaga y Córdoba.

El juicio comenzó este martes con las cuestiones previas y los abogados defensores han pedido la nulidad del procedimiento y han denunciado la utilización por parte de la policía de un testigo que ha devenido ser falso.

El fiscal ha mantenido hoy durante su alegato en respuesta a los abogados defensores que "gracias a Dios la sociedad ha avanzando más rápido que el legislador y estos delitos empiezan a tener importancia, se empiezan a perseguir y tomar en serio".

"A una mujer no se le puede tratar como a una cosa", ha subrayado la acusación pública, que ha advertido que no se puede creer que el club de alterne fuera un hotel o un hostal como mantienen las defensas, "defender que todas esas mujeres estaban por su voluntad y muy felices es falso", ha apostillado.

Ha insistido que las mujeres se encontraban en situación de explotación por vulnerabilidad y ha solicitado que se rechacen todas las alegaciones que han planteados los abogados defensores en las cuestiones previas.

En el banquillo hay 21 personas acusadas de formar parte de una organización en la que el cabecilla está acusado de 167 delitos de prostitución y se enfrenta a una petición global de unos 680 años de cárcel.

Para el ministerio público se trata de violencia contra la mujer y ha afirmado que, relacionadas con estos clubes, se ha llegado cuantificar 1.930 chicas, "todas extranjeras, ni un solo hombre" por lo que ha subrayado que se acusa "por las condiciones en las que estaban las mujeres".

Ha defendido toda la instrucción y ha explicado que las autoridades brasileñas recibieron información sobre explotación de mujeres de dicha nacionalidad en un club de Málaga capital y a través de la cooperación judicial internacional esa comunicación llegó a la fiscalía.

Sobre el testigo que las defensas afirman ser falso y que ha sido presentado por la policía, el fiscal ha dicho que según las resoluciones a nivel internacional los testigos protegidos "no son la prueba estrella del fiscal".

El juicio ha tenido que ser suspendido unos minutos debido a un enfrentamiento entre algunas defensas y la fiscalía y el fiscal se ha reservado su derecho a adoptar acciones legales contra alguno de ellos porque se ha puesto en cuestión la legalidad de algunas actuaciones policiales en este procedimiento.

Los abogados, por su parte, han pedido amparo a la Sala y al Colegio de Abogados por lo que consideran son coacciones y amenazas del fiscal y entienden que se vulnera el derecho de defensa.

Uno de los letrados ha llegado a decir al fiscal que si quiere "en la calle lo discutimos", aunque luego ha matizado tras la suspensión y ha dicho que se refería a "debatir de manera coloquial" con él sobre esta cuestión, y ha pedido perdón si no se le ha entendido.

La presidenta del Tribunal ha llamado la atención a las partes y, tras reunirse con ellas, ha dicho que el juicio debe desarrollarse dentro de la normalidad, los cánones del derecho y del respeto tanto a la libertad de expresión, que tiene el fiscal y los letrados, como al derecho de defensa.

Además la magistrada ha subrayado que el manifestar que se puedan tomar acciones legales no es una amenaza y ha insistido en pedir a las partes respeto para llevar el juicio con normalidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD