18-12-2019 / 12:50 h EFE

Las carreteras de Castilla y León, Aragón y Cataluña continúan un año más a la cabeza entre las que cuentan con los tramos de mayor peligrosidad de los 25.082 kilómetros de la red analizados, de los que en un 11 por ciento circular supone un elevado riesgo de sufrir accidentes mortales o graves.

Las carreteras de Castilla y León tienen 768 kilómetros de riesgo entre los 5.627 analizados, seguidas de cerca por las de Cataluña, que de 1.792 mantiene 228 con problemas de seguridad.

El 26 % de las vías aragonesas, el 13 % de las castellanoleonesas y el 12 % de las catalanas amenazan, por encima de la media nacional, la seguridad de los conductores, según el estudio EuroRAP 2019 de la Fundación del Real Automóvil Club de España (RACE).

Un carril por sentido, intersecciones al mismo nivel y un volumen de tráfico inferior a los 20.000 vehículos al día son los rasgos que caracterizan los 2.752 kilómetros más peligrosos de España.

En la comunidad autónoma de Aragón, que aventaja con gran diferencia al resto de autonomías, al menos 577 de los 2.220 kilómetros -uno de cada cuatro- cotejados tienen un riesgo elevado para la seguridad de los usuarios.

En el lado opuesto, a la cola del índice de riesgo, se sitúan la Comunidad de Madrid, con un 0,2 % de kilómetros vulnerables, por delante de Cantabria, con un 2,7 % y Andalucía, con un 5,1 %.

Entre los trayectos más arriesgados siguen las carreteras nacionales de Galicia N-541, en Orense, y N-642, de Lugo, junto a la N-260 de Gerona. Estas dos últimas repiten en los primeros puestos de la lista de tramos más peligrosos.

La N-541 entre Dacón y Almuzara, en Orense, supone dentro de la categoría "negra" el punto de mayor riesgo en todo el país, ya que se han registrado en ella desde 2016 siete accidentes mortales y graves que se saldaron con dos fallecidos y siete heridos graves.

En un cruce de Ribadeo (Lugo) de la N-642 con la se produjeron en ese periodo tres siniestros con otros tantos heridos de gravedad, y en la N-260, a la altura de Ripoll (Gerona), el número de heridos alcanzó los 22 en 21 accidentes que acabaron con la vida de tres personas.

El estudio destaca que 49 de los 50 tramos de riesgo alto corresponden a carreteras con un carril por sentido, 32 de los cuales cuentan con radar.

Subraya además que el 20 % de las carreteras convencionales tiene una elevada peligrosidad, el extremo opuesto a las autopistas y las autovías, los tipos de vía más seguros para circular.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD