17-12-2019 / 13:43 h EFE

Las zonas básicas de salud de Allo, Sangüesa y Valtierra han sido elegidas para desarrollar tres proyectos pilotos de emprendimiento para zonas rurales con riesgo de despoblación, que han sido presentado en la primera reunión de la Comisión Interdepartamental de Lucha contra la Despoblación.

En esa sesión, la presidenta del Gobierno, María Chivite, ha apostado por convertir la despoblación en "un reto y una oportunidad para hacer de Navarra una comunidad más cohesionada social y territorialmente".

En declaraciones a los periodistas, ha incidido en que la igualdad tiene que ver también "con la igualdad territorial, que todos los navarros tengan las mismas oportunidades y puedan decidir si quieren vivir en los entornos rurales".

En la sesión se han puesto encima de la mesa "estudios que dicen que la despoblación tiene que ver con temas de envejecimiento, de falta de relevo demográfico", ha señalado Chivite, quien ha avanzado que en la primera semana de enero se hará público el “Diagnóstico de las desigualdades territoriales en Navarra: retos y propuestas”.

Según el avance de ese documento, en Navarra no se puede hablar de un grave problema de despoblación, ya que en términos generales se está incrementado el número de habitantes, pero existen zonas más vulnerables, con claros retrocesos poblacionales como el Pirineo y las Améscoas. Por consiguiente, se puede hablar de riesgos de despoblación en el conjunto rural.

La UE sitúa el riesgo de despoblamiento en una densidad de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado y en Navarra hay dos comarcas muy por debajo, Pirineo y Prepirineo, y otras que se acercan: Arga Valles, Sangüesa / Zangoza y Larráun.

La presidenta ha remarcado que aunque esta es una cuestión que se lidera desde Cohesión Territorial es "un tema transversal porque la despoblación tiene que ver con muchísimas cuestiones, servicios públicos, empleo, infraestructuras..." y afecta también a España y a la Unión Europea, que va a adoptar políticas públicas en ese sentido, por lo que la Comunidad Foral "no se puede quedar al margen".

En cuanto a los proyectos previstos en las zonas básicas de salud de Allo, Sangüesa y Valtierra, han explicado que tienen como objeto detectar emprendedores en fase temprana, formarlos e incentivar la creación de empresas o nuevas líneas de negocio.

Dirigidos a 45 personas desempleadas, con ellos se busca la generación en municipios rurales, desde sus propios habitantes, de nuevas iniciativas y proyectos que contribuyan al incremento de la calidad de vida de y a la revitalización de los municipios.

Los planes tienen una duración prevista de entre 3 y 4 meses, con financiación a cargo de la Dirección General de Administración Local y Despoblación y el SNE-NL.

Finalmente, desde el departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, se han puesto en común las acciones ya iniciadas en el marco del Plan del Pirineo y la estrategia a desarrollar el próximo año, con la activación de un equipo de trabajo dinamizado por la Agencia Navarra de la Sostenibilidad Lursarea y Cederna-Garalur.

Además, está previsto establecer una línea de financiación para que las entidades locales del Pirineo puedan poner en marcha proyectos pilotos contra la despoblación.

También se ha avanzado el trabajo que se está realizando en la subcomarca de Montejurra y las comarcas de Sangüesa y la Zona Media para identificar líneas de acción que reviertan la tendencia de pérdida de habitantes.

Además se trabaja con la UPNA y la UNED en un informe para desarrollar un marco conceptual del modelo poblacional y líneas de actuación contra el despoblamiento rural, de manera que se pueda avanzar en las bases para la redacción de una posible ley foral.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2020
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD