16-12-2019 / 18:21 h EFE

Blanca Pons-Sorolla lleva más de tres décadas dedicada a catalogar la obra de su bisabuelo, Joaquín Sorolla, un "trabajo titánico" que hoy ve la luz con la edición del primer volumen que examina la valiente y segura pincelada del autor, y que sigue sorprendiendo pese al paso del tiempo.

El primero de los volúmenes del nuevo catalogo razonado del pintor valenciano, presentado hoy lunes en Madrid, está dedicado a los fondos del Museo Sorolla, la institución que atesora el más importante conjunto de obras del autor en España.

De las más de 4.000 obras atribuidas al pintor, 1.300 están en este museo estatal, que está ubicado en una céntrica calle de Madrid en la que fuera casa del pintor.

Además de las obras, el museo atesora 5.000 dibujos, 7.000 fotos, un archivo documental excepcional, además de muebles, joyas, trajes y otros enseres. Una gran colección que fue donada por la viuda del pintor, Clotilde García del Castillo, y otros familiares como el padre de la autora.

Debido a esta vinculación emocional con el lugar, Blanca Pons-Sorolla quiso empezar esta colección con el volumen dedicado al museo, que ha impulsado el nuevo catálogo razonado del pintor.

La edición se editará en inglés y en español e incluye 1.300 pinturas. Hay pocas novedades respecto al anterior catálogo razonado del museo -firmado por Florencio Santa Ana, exdirector del centro en 2009-: se ha retirado la autoría de dos obras y se ha recuperado una atribuida a uno de sus alumnos.

Pons-Sorolla ha declarado sus dudas sobre otras tres obras atribuidas al pintor e incluidas en el volumen, y que a su juicio podrían ser de su bisabuela Clotilde -viuda del pintor- o de su tío Joaquín, pero se han incluido porque han pasado las pruebas oportunas.

Además de la relación de obras, el volumen -publicado por Ediciones El Viso- incluye una introducción metodológica sobre el proceso seguido, una cronología de la vida y obra del pintor valenciano, una relación de exposiciones realizadas durante su vida y una selección de exposiciones posteriores.

Clara Pons-Sorolla, que comenzó su tarea de catalogación junto a su padre hace tres décadas, cree que este nuevo catálogo será una magnifica carta de presentación para difundir a nivel internacional la obra de su bisabuelo, ya es poco conocida en algunos países.

En Alemania, ha señalado, hasta hace poco era prácticamente un desconocido.

El objetivo es que el pintor tenga la proyección internacional que tuvo en vida. Un objetivo en el que han sido fundamentales la exposición que le dedicó a principios de año la National Gallery de Londres.

La obra elegida para ilustrar la portada de la edición es "Madre", en la que aparece una mujer junto a un recién nacido en una cama, dominada por el blanco. Es una pieza "fundamental" del museo, que la experta cree que es un homenaje del pintor "a la mujer" y que es "de una enorme modernidad y de una belleza increíble", por lo que le pareció perfecta para ilustrar una edición tan emotiva.

"Las obras de Sorolla aparentan una enorme facilidad, pero detrás de ellas hay muchas horas de trabajo -aclara Blanca Pons-Sorolla-. No cesó de experimentar hasta plasmar lo que su retina le transmitía".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD