15-12-2019 / 13:30 h EFE

El PSC ha reivindicado el "plurilingüismo" y ha llamado a combatir por igual a quienes pretenden imponer "el monolingüismo que divide y empobrece" y a quienes "menosprecian" el catalán, separando lo que es el debate político de instrumentos pedagógicos como la "inmersión".

"A los que nos llaman a los castellanohablantes colonizadores lingüísticos y que quieren que el castellano sea una lengua extranjera en Cataluña, y también a quienes nos llaman nacionalistas por querer garantizar la convivencia desde el compromiso cerrado con el catalán. Les decimos: Cataluña tiene dos lenguas de comunicación y de afecto", ha expuesto Eva Granados, portavoz del PSC en el Parlament.

Lo ha dicho durante la última jornada del XIV congreso del PSC, al que precedió la polémica desatada por la propuesta de "flexibilizar" la inmersión lingüística que incluía el primer borrador de su documento estratégico.

Ante el revuelo generado, los socialistas matizaron su propuesta, especificando que mantienen su apuesta por el catalán como lengua vehicular en la escuela, pero que creen que se tiene que abrir la puerta a ampliar las horas lectivas en castellano en entornos eminentemente catalanohablantes.

"El debate encendido y los ataques que ha provocado la propuesta del PSC de flexibilizar un método de aprendizaje de lenguas como lo es la inmersión muestran claramente que estamos ante un debate que va mucho más allá de la educación", dice una resolución sobre lengua que el plenario del congreso socialista ha aprobado por unanimidad, y que complementa el texto de la ponencia política.

En esa resolución, de cuatro páginas, se destaca que en los años 80 los socialistas fueron artífices, junto con el PSUC, del actual modelo educativo.

Y deplora: "Para cierto nacionalismo, la inmersión en catalán no ha sido entendida como un método para el dominio efectivo de esta lengua por parte de las personas castellanohablantes, sino como la materialización del modelo monolingüe que algunos soñaban, y esto conlleva la instrumentalización de un método pedagógico hacia finalidades ideológicas que le son ajenas y lo degradan".

Ante esta constatación, Granados ha llamado a separar lo que debe ser la auditoría del actual sistema para mejorarlo, que se debe hacer con los datos en mano, de cualquier otra pretensión relacionada con la lengua.

En este sentido, ha recordado que existe un informe del Departamento de Enseñanza de la Generalitat que sugiere la conveniencia de revisar las horas que se imparten en castellano en las escuelas de zonas situadas en un entorno mayoritariamente catalanohablante.

Y es que, para Granados, no se puede decir que el actual modelo sea un "éxito" porque hay jóvenes de entornos metropolitanos que acaban la enseñanza obligatoria sin tener un pleno dominio y fluidez del castellano, y hay jóvenes de zonas catalanohablantes que no adquieren las competencias deseables en castellano.

También se han aprobado por unanimidad dos resoluciones más: una que destaca que hay que luchar contra la despoblación de ciertas zonas rurales, y otra que aboga por "cambiar el rumbo de la política catalana" con un nuevo Govern.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD