08-12-2019 / 12:29 h EFE

La campaña agrícola onubense cuenta con un nexo de unión "clave" entre las temporeras marroquíes y los empresarios, el 'consultor de integración'; una figura que busca romper barreras y propiciar un mayor y mejor entendimiento entre unas y otros desde una vertiente preventiva.

Creado en el marco del Plan de Responsabilidad Ética, Laboral y Social (Prelsi) de la Interprofesional de la Fresa y los Frutos Rojos de Andalucía, Interfresa, esta figura se puso en marcha de manera pionera en la pasada campaña con un equipo conformado por nueve personas que, tras el éxito de su labor, se verá incrementado de cara a la actual temporada hasta las 15.

Para formar parte del mismo hay que pasar un exigente proceso de selección al que se accede cumpliendo varios requisitos básicos, según explica a Efe el responsable técnico del Prelsi, Borja Ferrera, como hablar el "Dariya", dialecto del árabe de la zona de Marruecos y conocer la cultura española y musulmana, ya que "si has de mediar entre ambas has de conocer las dos".

Estas condiciones hacen que, en la actualidad, todos los que ya son consultores o los que aspiran a serlo sean españoles de origen marroquí o marroquíes residentes en España.

"Somos muy duros con la selección, porque tenemos claro que esta figura es el pilar fundamental del Prelsi", explica, precisando que el proceso selectivo se realiza en tres partes.

Se hace una criba por currículos, una entrevista de trabajo y un curso de formación de un mes donde se le aportan los contenidos necesarios para desarrollar su futura labor en base a los criterios de "objetividad y justicia" como técnicas de comunicación, empatía o resolución de conflictos.

Los que ya fueron seleccionados el año pasado han realizado un curso de perfeccionamiento centrado en aspectos del Código Penal o es Estatuto de los Trabajadores.

Una de ellas es Salwa Dahbi, licenciada en Psicología es una "española de origen marroquí" de 30 años que lleva 23 en España y que ya estuvo en el campo desarrollando la labor de consultora la pasada campaña.

"Es una experiencia gratificante ser ese nexo de unión clave entre empresarios y temporeras", destaca. Considera que hay muchas barreras entre ellos, por un lado las necesidades de las mujeres, tanto a nivel laboral, como social y de integración, ya que " necesitan sentirse acogidas en el sitio donde van a trabajar y a residir durante ese tiempo".

Por otro lado, "los empresarios tienen esa dificultad de comunicarse con las trabajadoras para asignarles tareas laborales o para hacerles llegar las normas que han de cumplir en el trabajo".

Esto hace que haya "una brecha" que estos consultares tratan de eliminar mediante el asesoramiento al empresario y la enseñanza básica a las trabajadoras en cuestiones básicas como una cita médica, los trámites bancarios o los cobros y deducciones de las nóminas.

Y todo ello "desde el cariño y desde la empatía porque ellas tienen una situación bastante vulnerable, son personas que pertenecen a un nivel socioeconómico muy bajo, que no han tenido la oportunidad de tener acceso a la educación, entonces tienen muchos miedos, ignorancia y desconfianza", añade.

"Tu figura para ellas representa un apoyo muy grande en todos los sentidos, a nivel laboral, a nivel personal e incluso a nivel emocional", indica Dahbi.

Como ella, serán otras 14 personas más las que esta campaña realicen visitas rutinarias por las fincas en ciclos de cinco días para ver a todas las mujeres que tienen asignadas -una media de 500 cada uno- y a los empresarios que les dan empleo y convertirse en sus "figuras de confianza" al objeto de llevar a cabo una labor de prevención de conflictos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2020
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD