23-11-2019 / 12:51 h EFE

El salmón atlántico avanza en el Bidasoa y remonta el río hasta la presa de Txokoto, en Elizondo, un avance que no se había producido en 30 años y que ha sido posible por la eliminación de obstáculos.

Según los datos aportados por el Gobierno de Navarra, de 19 ejemplares radio-marcados son 11 los que han llegado a puntos del río Bidasoa aguas arriba de la presa de San Tiburcio en Santestaban, y tres de ellos han alcanzado Elizondo, rebasando dos la presa de Txokoto en el casco urbano de la localidad.

El aumento de la superficie utilizada por el salmón fue detectado el año pasado, cuando tres ejemplares de un total de 28 llegaron aguas arriba de la presa de San Tiburcio y uno de ellos hasta la presa de Oharriz, en Irurita, a 5 kilómetros de Elizondo.

Este año la época de remonte ha confirmado los datos, invirtiendo la tendencia de las últimas décadas, en las que la construcción de numerosos obstáculos en forma de presas y azudes en el tramo medio y bajo del Bidasoa para el aprovechamiento de la fuerza del agua impedía que los salmones pudieran llegar a la parte alta de la cuenca como lo hacían antaño.

En 2019, los caudales adecuados para la migración y la situación actual de la cuenca han permitido que un buen número de ejemplares llegue a la parte alta, aunque la presa de Oharriz sigue siendo un obstáculo para la migración, y de hecho varios ejemplares están a pie de presa sin conseguir superarla.

Hace ya más de 15 años que el Gobierno de Navarra, junto con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, comenzó a revertir la fragmentación del río Bidasoa, eliminando algunas presas en desuso y mejorando la permeabilidad de las que estaban en uso.

En la actualidad, con el proyecto “Ríos abiertos: Mejorando la conectividad y los hábitats en los ríos compartidos por Navarra y Gipuzkoa”, se han eliminado presas como las de Endarlatsa, Bera o Ituren, a las que hay que sumar las derribadas por otras iniciativas en Arraioz y Elgorriaga.

Estos trabajos han posibilitado una mejora lenta pero mantenida de la población del salmón, por encima de los 400 ejemplares en los últimos diez años y 409 a día de hoy, cifra que podría aumentar antes de terminar la temporada.

Además, los trabajos de permeabilización han permitido que un mayor número de salmones alcance la parte media y alta de la cuenca, con lo que podrán desovar en mejores frezaderos y en condiciones más apropiadas para el desarrollo de los alevines, y de ellos se benefician también especies como trucha, reo, anguila, sábalo o lampreas.

Hasta hace pocos años, dados los obstáculos para llegar a la altura de Bertiz, el puente de Reparacea era el lugar más alejado de la desembocadura al que unos pocos salmones llegaban de forma más o menos regular.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2020
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD