22-11-2019 / 19:49 h EFE

La portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, ha negado que los socialistas quieran acabar con el modelo de inmersión lingüística cuando hablan de "flexibilizarlo" y ha pedido al resto de formaciones que permitan un debate "sosegado" sobre cómo mejorar las competencias lingüísticas de los alumnos.

La dirigente socialista fue la encargada de redactar la ponencia política del PSC de cara a su XIV Congreso, que se celebrará del 13 al 15 de diciembre y que este viernes ha sido objeto de polémica al incluir un punto en el que se habla de "flexibilizar" el modelo de inmersión lingüística para adaptar las horas de catalán y castellano que se imparten en cada centro educativo a su entorno social.

"No cuestionamos que el catalán tiene que ser el centro de gravedad en la enseñanza", ha sostenido Granados, que ha lamentado que el debate sobre el modelo educativo sea un "tabú" en Cataluña.

Granados, que ha sido objeto de críticas a través de las redes sociales durante todo el día, ha destacado que incluso el conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, abrió la puerta hace unos meses a impartir más asignaturas en castellano en entornos predominantemente catalanohablantes.

Asimismo, ha replicado al exconseller socialista de Educación y líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, que ha acusado al PSC de "abandonar el último vestigio de catalanismo progresista".

Granados ha destacado que cuando Maragall era conseller en el Govern tripartito que presidía José Montilla defendió la incorporación de una tercera hora en castellano.

En este sentido, ha recordado que en el pleno del Parlament del 21 de diciembre de 2006, Maragall dijo haber sido testigo de las "dificultades" que tenían unos chicos de Olot (Girona) "para hacer una presentación pública en castellano en un concurso internacional en el Museo de la Ciencia".

"Esta es la realidad que tenemos que estudiar y combatir, por el bien del catalán y por el bien de nuestros ciudadanos", agregó entonces Maragall.

Para Granados, las resistencias a debatir sobre una cuestión que, a su entender, debería ser "de sentido común", evidencian hasta qué punto la lengua se ha convertido en un instrumento ideológico para algunas formaciones durante los años del procés.

En su opinión, la voluntad de parte del independentismo de convertir el catalán "en un instrumento de construcción nacional" es igual de censurable que el hecho de que en su día el exministro popular José Ignacio Wert dijera que quería "españolizar a los niños catalanes".

Frente a estas actitudes, ha defendido que el PSC quiere abrir un debate en profundidad sobre cómo asegurar que todos los niños catalanes "quieran y conozcan las dos lenguas", a la vez que se fomenta el aprendizaje del inglés como un elemento que garantice la igualdad de oportunidades entre los hijos de las familias que pueden pagar una academia particular y los que no.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD