19-11-2019 / 14:31 h EFE

Cuatro policías que participaron en la detención del hombre acusado de asesinar a su pareja con más de cien puñaladas, sesenta de ellas mortales, en el núcleo poblacional de Los Romanes en La Viñuela (Málaga), han asegurado que el procesado tenía toda la ropa ensangrentada en el momento de su detención.

El juicio con jurado comenzó ayer en la Audiencia Provincial de Málaga y el acusado, que se enfrenta a una petición fiscal de 25 años de prisión por asesinato, se acogió a su derecho de no declarar, aunque su defensa afirmó que su cliente no tenía nada que ver con el crimen.

El primer agente que ha comparecido este martes ante los miembros del jurado ha explicado que él acababa de terminar su servicio pero observó un coche sospechoso que la Guardia Civil estaba buscando por un homicidio, por lo que lo siguió y dio aviso a los compañeros.

Este policía ha subrayado que cuando lo interceptaron horas después del crimen estaba tranquilo, que no puso resistencia e iba ensangrentado y dijo que había discutido con alguien pero aseguró no acordarse porque había bebido, aunque se le hizo la prueba de alcoholemia y dio negativa.

Los cuatro agentes han señalado que el detenido tenía toda la ropa manchada de sangre, así como también había restos en el coche y en el móvil además de cortes en las manos, pero que en todo momento mantuvo que no sabía bien lo que había ocurrido porque había bebido.

"El hombre estaba un poco ausente, perdido, como entregado" ha indicado uno de los policías que ha subrayado que tenía una actitud pacífica.

El crimen fue cometido el 13 de febrero del 2018 en la vivienda de la víctima, de 44 años, y, según el fiscal y las acusaciones particulares, la mujer sufrió más de un centenar de lesiones violentas por todo el cuerpo con un cuchillo de cocina sin que haya quedado acreditado el desencadenante de la conducta del acusado.

Al acusado, que llevaba cuatro meses de relación con la víctima, le constan siete denuncias de parejas anteriores y el pasado año fue condenado a seis meses de prisión y dos años sin derecho a tenencia y porte de armas por un delito de malos tratos a una pareja anterior.

El crimen fue cometido presuntamente después de que el acusado se desplazara a la vivienda de su pareja en La Viñuela y, según la autopsia, la víctima sufrió 45 heridas inciso-punzantes monocortantes, 13 heridas incisas, 47 heridas punzantes así como erosiones y contusiones diversas.

Según el relato acusatorio del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, el procesado le clavó repetidamente el cuchillo a la víctima aumentándole el sufrimiento, ya que las mortales fueron las inferidas al final del ataque y sufrió heridas en todo su cuerpo.

Tras el crimen abandonó el lugar y fue interceptado en la localidad malagueña de Marbella gracias al testimonio del hijo de la víctima, que manifestó a los agentes que lo vio salir del domicilio y localizó un reguero de sangre entre el lugar donde estaba el coche y el sitio en el que se encontraba el cuerpo.

El cadáver de la víctima, que se había quedado viuda unos años antes, fue encontrado en el interior de su vivienda.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD