18-11-2019 / 18:59 h EFE

Los payasos Pirritx, Porrotx y Marimotots, cuya actuación para el proximo 29 de noviembre ha sido suspendida por el Ayuntamiento de Pamplona por encontrar "irregular" el contrato firmado con la anterior corporación, han defendido su validez y han pedido "recapacitar" y poder actuar.

Así lo ha señalado el abogado del grupo, Íñigo Santxo, a los periodistas tras una rueda de prensa en la que los payasos han explicado en euskera la situación caracterizados de sus personajes y con intervenciones humorísticas al estilo de sus actuaciones, tras lo cual han actuado en la calle y ante su habitual público infantil.

Santxo ha recordado que el pasado mes de junio la entonces concejala de Cultura Maider Beloki (EH Bildu) firmó un "contrato artístico" con el representante del grupo para la actuación el 29 de noviembre de una función determinada en euskera, un formato de contrato "idéntico" a otros realizados en años anteriores y que "nadie había impugnado".

"La sorpresa llegó en octubre cuando recibimos una notificación -del actual equipo de Gobierno, de Navarra Suma- de que habían iniciado un expediente de revisión de oficio, un expediente extraordinario y nada habitual, que decía que el contrato adolecía de una serie de características que lo hacían nulo", ha señalado el letrado.

El grupo alegó, por entender que era válido en un contrato artístico -que no necesita de determinados informes y requisitos formales a los que alude la actual concejala de Cultura- y el asunto está a la espera que el Consejo de Navarra tome una decisión, si bien la próxima reunión prevista de este órgano no será hasta el 4 de diciembre, pasada ya la fecha de la actuación, que está suspendida.

Por ello, Santxo considera que "el Ayuntamiento está usando la vía de hecho para anular un contrato que es válido", y por ello, además de las alegaciones, el grupo presentó una queja ante el Defensor del Pueblo de Navarra para que se posicionase contra la suspensión, algo que ha hecho, pero por ahora sin respuesta.

Para el abogado se ha tratado de "un abuso, una arbitrariedad" del Consistorio, porque Maider Beloki "tenía competencia para firmar" ese contrato, en el que "no hay ninguna irregularidad", por lo que ha pedido al equipo de Gobierno municipal que "recapacite", atienda la opinión del Defensor del Pueblo y alce la suspensión.

"Detrás de esto hay un impulso político obvio" e "indudable", ha considerado, y aunque entiende que ha habido un cambio de signo político en el Ayuntamiento, "no es jugar limpio" atenerse a esta suspensión amparado en una reunión del Consejo de Navarra que será posterior a la actuación, por lo que la invalida.

Preguntado por la posibilidad de acudir a la justicia ordinaria, por la vía penal o de lo contencioso-administrativo, Santxo ha reconocido: "Se podría ir, pero no queremos. Preferimos perder una actuación que enrarecer más el ambiente", más aún cuando los espectadores de este grupo son niños y niñas.

"Lo más idóneo es acudir al Defensor del Pueblo, una persona significada, con criterio y totalmente imparcial. El se ha posicionado y ahora el Ayuntamiento debería recapacitar", ha zanjado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD