12-11-2019 / 14:12 h EFE

La Audiencia Provincial de Teruel ha condenado a un hombre a penas que suman veinte años de prisión por un delito continuado de abuso sexual a sus dos hijas y otro por violencia habitual en el ámbito familiar, aunque le absuelve de otro de violencia contra la mujer, informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El condenado, de nacionalidad colombiana y 51 años, estaba en prisión provisional desde febrero de 2018 y ha sido también privado de la patria potestad de sus hijas, a quienes tiene prohibido acercarse menos de trescientos metros durante quince años, así como a pagarles una indemnización de 45.000 euros (30.000 y 15.000, respectivamente).

La sentencia considera probado que el condenado, que vivía en Teruel con la madre de sus hijas, de once y seis años en el momento de presentarse la denuncia, mantenía con ésta una actitud despectiva y humillante y agredía también a la mayor de sus hijas con el pretexto de que no hacía los deberes o no colaboraba en las tareas domésticas.

También estima probado la sentencia que el condenado realizó tocamientos a su hija mayor en varias ocasiones, entre los cuatro y los ocho años, que le obligaba también a que le practicara sexo oral y que la violó en al menos diez ocasiones, aprovechando los momentos en los que la madre estaba fuera trabajando. También abusó de la pequeña desde que esta cumplió los cuatro años, en este caso sin llegar a penetrarla.

La hija mayor presentaba lesiones geniales cuando fue examinada por los forenses y ambas niñas muestran indicadores específicos de los niños que han sufrido maltratos y abusos sexuales.

Para el tribunal, los hechos relatados durante el juicio no dejan duda de que desde el año 2004 y hasta el momento en el que se produjo una gran crisis en el domicilio de la pareja en noviembre de 2017 se sucedieron "constantes actos de menosprecio, humillación e insultos a la madre" por los que sufre estrés postraumático.

Esta crisis, por la que la mujer blandió un cuchillo con intención, según dijo, de quitarse la vida, y que el hombre le arrebató, fue el detonante para presentar la denuncia de los abusos y maltratos.

Los magistrados absuelven al hombre del delito de violencia contra la mujer en este caso, al no considerar probado que las lesiones que sufrió ella ese día fueran el resultado de una agresión física previa del acusado contra su pareja.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD