07-11-2019 / 19:50 h EFE

El hombre al que agentes de la Guardia Civil, Polica Nacional y Polica Local de Vigo salvaron de morir atragantado con varios trozos de carne cuando cenaba en un restaurante de Vilaboa, en Pontevedra, pide un reconocimiento para los mismos.

En una carta remitida al director general de la Polica, Francisco Pardo, Rafael Gmez Amoedo, como as se llama este ciudadano, de 60 aos, pide "el mayor de los reconocimientos" para los dos agentes de este cuerpo que lo auxiliaron por su "intervencin memorable".

Estos y los otros agentes le hicieron "el mayor de los regalos", "la vida", destaca en su misiva.

Insiste en que gracias a la rpida actuacin de los agentes, a "su conocimiento y su entrega desinteresada", puede dirigir estas lneas al director general de la Polica.

Segn inform la Guardia Civil este lunes fue un agente del instituto armado quien practic al comensal en apuros las maniobras de Heimlich, y para ello cont con la colaboracin de otros dos funcionarios de la Polica Nacional y Local de Vigo, que tambin estaban en el mismo restaurante.

Fue uno de los camareros del establecimiento de hostelera quien solicit al agente de la Benemrita que auxiliara a esta persona, que se estaba quedando sin respiracin.

Despus de varios intentos consigui que el comensal, que se haba desfallecido, expulsara los trozos de carne con los que se estaba atragantando.

Cuando los servicios sanitarios llegaron al restaurante ya haba recobrado la consciencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD