07-11-2019 / 17:19 h EFE

Un guardia civil le salvó la vida en Cangas (Pontevedra) a un recién nacido que estaba sufriendo una crisis respiratoria severa tras realizarle varias maniobras de reanimación, informaron fuentes del instituto armado.

El bebé, de apenas 48 horas de vida, es hijo de un compañero del agente que lo salvó, que está destinado en la unidad de seguridad ciudadana de la comandancia de Pontevedra con base en Vigo y que ayer se encontraba en el cuartel de Cangas realizando unos trámites de su servicio.

Allí acudió la madre, desesperada, para solicitar ayuda al ver que el niño se estaba asfixiando.

El protagonista de esta historia constató que el bebé estaba inconsciente, no respiraba y presentaba un aspecto cianótico alarmante, por lo que le practicó varias maniobras de reanimación que dieron resultado.

Los servicios sanitarios de urgencia trasladaron al bebé a un centro médico de Vigo, donde permanece ingresado en observación.

Ésta es la segunda intervención de un guardia civil en los últimos días que evita una muerte, tras la de otro agente que asistió a un comensal de un restaurante de Vilaboa, en la misma provincia, que se estaba asfixiando con varios trozos de carne.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD