05-11-2019 / 19:30 h EFE

La discoteca Pacha, en el frente marítimo de Barcelona, cerrará durante 15 días, a partir de mañana miércoles 6 de noviembre, por la sanción que le ha impuesto el Ayuntamiento por incumplimientos en la normativa de seguridad que ya ha corregido, han informado fuentes municipales.

En mayo pasado, el consistorio de la capital catalana inició los trámites para cerrar temporalmente tres populares discotecas del frente marítimo por deficiencias en la seguridad, como sanción.

Una de ellas era Pacha, donde en una inspección se detectó que una puerta de emergencia estaba cerrada con llave, lo que contradice la normativa, según han explicado las mismas fuentes, que han añadido que las tres discotecas subsanaron las deficiencias.

Los responsables de esta discoteca recurrieron ante la justicia y plantearon un contencioso para suspender la ejecución de la sanción, que ahora el juez ha resuelto con un auto en que establece que se cumpla y permite al ayuntamiento, en concreto el distrito de Ciutat Vella, ejecutar el cierre.

Para el ayuntamiento, la sentencia del caso de Pacha es una argumento favorable para que los jueces decreten la sanción de cierre en los otros dos casos, los de las discotecas Shoko y Carpe Diem, que están siguiendo procesos judiciales en paralelo.

"Vemos que no sirve de nada poner multas porque habitualmente lo que hacen estos locales es pagarlas y no sirve para que lo arreglen. Atendiendo a la propia seguridad de los clientes, creemos que hemos de poner en practica una medida que los condicione más y en vez de multar lo que estamos haciendo es obligarlos a cerrar estos 15 días que es lo que nos permite la ley", ha señalado el concejal de Ciutat Vella Jordi Rabassa.

Rabassa ha destacado que en la resolución el juez señala el "principio de ejemplaridad" y el "interés público" que conlleva hacer cumplir esta sanción a una gran discoteca con un aforo elevado.

En el mandato pasado, el Ayuntamiento de Barcelona planteó al Gobierno central no renovar la concesión a las cuatro discotecas que funcionan actualmente en el frente marítimo y que abrieron en 1992 y cambiar su uso a equipamientos para ubicar en sus espacios el Instituto de Ciencias Marinas del CSIC.

El ayuntamiento negoció con el Gobierno que sea el municipio quien gestione el frente marítimo terrestre, excepto las actividades económicas, pero el acuerdo no llegó a firmarse.

Jordi Rabassa ha reconocido que ahora no hay conversaciones con el gobierno del Estado pero ha asegurado que cuando haya un nuevo Gobierno, el Ayuntamiento de Barcelona volverá a hacer la demanda porque cree que "estas discotecas no han de estar en este lugar".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD