05-11-2019 / 19:00 h EFE

CaixaBank ha abierto este martes en Barcelona su segunda macro oficina con una plantilla de 80 trabajadores, que unirá en un mismo espacio a todos los segmentos de negocio de la entidad y que reivindica como "la mayor de Europa".

Con una superficie de 3.000 metros cuadrados, la de Barcelona es también la mayor oficina de estas características en manos del banco en España, por delante de la primera macro oficina que CaixaBank inauguró el pasado verano en Valencia, de 2.200 metros.

El espacio se ubica en un edificio icónico de arquitectura Bauhaus de Barcelona, perteneciente a la gestora de capital riesgo Squircle Capital, que lo convirtió en la primera promoción residencial de súper lujo de la ciudad tras haber albergado durante décadas las oficinas de la aseguradora Winterthur.

Con tres plantas, una sucursal "store", un auditorio con capacidad para un centenar de asistentes, una cafetería y cajeros automáticos con tecnología de reconocimiento facial, el complejo inaugurado en la capital catalana dará servicio a 22.000 clientes.

Bautizado como "All in one", este nuevo concepto de oficina reúne en un mismo espacio a los equipos especialistas de todos los segmentos de negocio de la entidad bancaria, así como la banca para particulares, autónomos, emprendedores, microempresas, pymes, banca privada y grandes empresas.

Para llevar a cabo la apertura de la macro oficina de Barcelona, CaixaBank ha integrado las funciones de hasta siete oficinas de los alrededores de la céntrica plaza Francesc Macià, donde se ubica actualmente la segunda sucursal "All in one" del banco.

En el acto de presentación del espacio, el director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, ha explicado que el nacimiento de las sucursales "all in one" culminan un proceso de transformación comercial iniciado en CaixaBank hace 12 años para traspasar las fronteras de las cajas de ahorro tradicionales.

"Esto no es una simple oficina, sino un punto de encuentro", ha subrayado el alto directivo de la empresa, quien ha añadido que estas macro oficinas buscan "mejorar las experiencias de los clientes a través del canal físico" para traducirlas en una "mejor rentabilidad" para la compañía.

Alcaraz ha reconocido que CaixaBank apostó primero por Valencia para abrir la primera oficina "all in one" por las dificultades de la empresa para encontrar una superficie lo suficientemente grande, pero ha asegurado que la capital catalana "será siempre la plaza donde tendrán una posición más relevante".

Aunque no tiene un plan de expansión definido para este modelo, el objetivo de la entidad presidida por Jordi Gual es abrir en 2020 otras dos macro oficinas, una de las cuales se encontraría en Madrid, según ha avanzado el director general de CaixaBank.

En paralelo, la compañía catalana seguirá expandiendo su cartera de sucursales "store", de las que ya cuenta con 400 en el país -150 de ellas en Barcelona-, con el objetivo de ampliar la cifra a 600.

CaixaBank ha obtenido hasta septiembre un beneficio de 1.266 millones de euros, un 28,4 % menos en comparación con el mismo periodo del año anterior a causa de los costes asociados al ERE de 2.023 empleados llevado a cabo por la empresa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD