05-11-2019 / 14:50 h EFE

Irán anunció hoy que reanudará a partir de mañana el enriquecimiento de uranio en la polémica planta de Fordo, en el cuarto paso de reducción de sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015, que está cada vez más en entredicho.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, informó de que "hoy mismo" dará la orden a la Agencia de la Energía Atómica de Irán (AEAI) para que empiece a implementar este miércoles ese nuevo paso, que se llevará a cabo mediante la inyección de gas en las centrifugadoras de Fordo.

"En Fordo tenemos 1.044 centrifugadoras y con el JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear) habíamos quedado en que esas centrifugadoras estén funcionando pero sin inyectarles gas, pero daremos ese paso a partir de mañana", afirmó.

No obstante, Rohaní insistió en que esta decisión es "reversible" si el resto de firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) garantizan los intereses económicos de Irán.

"No podemos soportar que nosotros cumplamos unilateralmente de modo completo con nuestros compromisos y que ellos no lo quieran cumplir", agregó, aun a sabiendas que la otra parte criticará este cuarto paso.

CONTROVERSIA RESPECTO A LA PLANTA DE FORDO

"Sabemos su sensibilidad respecto a Fordo y las centrifugadoras, pero en cuanto ellos cumplan con sus compromisos nosotros cortaremos ese gas y otra vez a esas centrifugadoras no se les inyectará gas", dijo Rohaní.

La planta subterránea de Fordo fue construida en secreto cerca de la ciudad santa de Qom, a unos 160 kilómetros al suroeste de Teherán, pero fue descubierta por los servicios de inteligencia occidentales en 2009.

La Casa Blanca puso Fordo como ejemplo de la falta de transparencia de Irán sobre sus ambiciones nucleares y la planta fue uno de los puntos abordados en el acuerdo nuclear de 2015.

Ese pacto obligaba a Teherán a remodelar esa instalación y retirar parte de las centrifugadoras para ser un centro de tecnología nuclear y física, en vez de una planta de producción de uranio enriquecido.

La Unión Europea expresó hoy su preocupación por la nueva medida, mientras que Rusia, aliado de Irán, achacó a EEUU la responsabilidad ya que es una "relación de causa-efecto" por su retirada del pacto y las sanciones.

IRÁN SEGUIRÁ COLABORANDO CON EL OIEA y NEGOCIANDO CON EL RESTO DE LOS FIRMANTES

Para tranquilizar a la otra parte, el presidente adelantó que toda su actividad nuclear, incluida la anunciada en Fordo de inyectar gas hexafluoruro de uranio (UF6), "estará bajo la supervisión del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica)".

Además de permitir las inspecciones de los expertos del OIEA, Irán continuará "en los próximos dos meses" sus negociaciones con Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania.

"En caso de que se eliminen todas las sanciones y nosotros podamos vender el petróleo y utilizar nuestros bancos (en las interacciones internacionales), nosotros también volveremos a la situación de antes", indicó Rohaní.

El acuerdo prevé importantes limitaciones en el programa nuclear de Irán para evitar que la República Islámica se haga con bombas atómicas a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Por ello, un año después de la retirada unilateral de EEUU del JCPOA y su reimposición de sanciones, Irán optó por reducir de modo gradual sus compromisos nucleares para presionar al resto de firmantes a que contrarresten estas medidas punitivas.

COMPROMISOS ELIMINADOS EN LOS TRES PASOS ANTERIORES

En el primer paso dado en el mes de mayo del presente año, Irán dejo de cumplir con los límites determinados en el acuerdo para el almacenamiento de uranio y agua pesada, cuyos excedentes eran vendidos a otros países.

En su segundo paso, implementado el pasado mes de julio, superó el nivel permitido de enriquecimiento de uranio, llegando al 4,5 %, frente al 3,67 % estipulado en el pacto.

El tercer paso consistió en poner en marcha sus centrifugadoras avanzadas, cuando el pacto solo permite el uso de las de primera generación, y a impulsar sus actividades de investigación y desarrollo.

Ayer mismo, el jefe de la AEAI, Alí Akbar Salehí, inauguró una cadena de 30 centrifugadoras IR-6 avanzadas en la planta de Natanz y reveló que Irán produce actualmente cinco kilos de uranio enriquecido al día, diez veces más que hace dos meses.

Las sanciones estadounidenses han afectado gravemente a la economía iraní, especialmente las impuestas hace justo hoy un año al sector petrolero, y las autoridades persas las califican de "terrorismo económico".

Ayer, EEUU sancionó además a figuras próximas al líder supremo de Irán, Alí Jameneí, lo que fue criticado por Teherán como "un enfoque de acoso a otros países".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD