04-11-2019 / 18:02 h EFE

El Club Náutico Pineda de Mar, uno de los históricos de la vela catalana, ha terminado su actividad después de 29 años de vida a causa de la Ley de Costas, que obliga a los clubes con instalaciones náuticas a tener una superficie máxima de base náutica de 300 metros cuadrados para recibir o renovar concesiones.

El cierre del Club Náutico Pineda de Mar, que contaba con 100 socios, una masa social de 1.500 personas y 10 empleados, se une a los de Cabrera de Mar y Canet de Mar, también situados en la costa barcelonesa y que fueron los primeros afectados por esta actualización normativa.

Hasta ocho clubes catalanes más se encuentran en la misma situación y esperando recibir una notificación que les obligue a cesar su actividad.

"Es una situación crítica para la vela, tanto a nivel competitivo como lúdico. El Club Náutic Pineda de Mar es el nuevo afectado de una ley que deja de lado a las miles de personas que disfrutan del deporte de la velan en todo el territorio. Nos cierran las puertas del mar a los ciudadanos", declaró el presidente de la Federación Catalana de Vela, Xavier Torres.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD