04-11-2019 / 17:31 h EFE

La modificación de la Ley de Costas que obliga a los clubes con instalaciones náuticas a tener una superficie máxima de base náutica de 300 metros cuadrados para recibir o renovar concesiones ha obligado a cerrar a los clubes náuticos de Pineda de Mar, Cabrera y Canet de Mar.

Según ha informado la Federación Catalana de Vela, el último que ha cerrado es el Club Náutico Pineda de Mar, una entidad que funcionaba desde hace 29 años, tenía 100 socios, una masa social de 1.500 personas y 10 empleados.

El cierre del Club Náutico Pineda de Mar se une a los de Cabrera de Mar y Canet de Mar, que fueron los primeros afectados por la actualización de la normativa y, según la federación, hasta ocho clubes más, la mayoría de los que tienen más 50 años de historia, se encuentran en la misma situación, esperando recibir una notificación que les obligue a cesar sus actividades.

"En total, la nueva Ley de Costas pone en peligro la actividad de unos 3.500 socios y los puestos de trabajo directos de más de 250 personas en Cataluña", ha denunciado el presidente de la Federación Catalana de Vela, Xavier Torres.

"Es una situación crítica para la vela, tanto a nivel competitivo como lúdico. El Club Náutico Pineda de Mar es el nuevo afectado de una ley que deja de lado las miles de personas que disfrutan del deporte en todo el territorio. Nos cierran las puertas del mar a los ciudadanos", ha añadido el presidente de la federación, que ha iniciado la campaña "defendamos la vela".

La problemática surgió en 2013 con la remodelación que el Ministerio de Transición Ecológica hizo sobre la Ley de Costas, promulgada originalmente en 1988.

Esta actualización limita las concesiones a los clubes con una base náutica igual o inferior a 300 metros cuadrados, una superficie que en muchos casos, según la federación, es insuficiente para contar con los equipamientos necesarios para el correcto desarrollo de la práctica de la vela.

"En caso de no cumplirlo, las multas pueden ascender hasta los 60.000 euros y afectan directamente a sus presidentes, que deben responder con su patrimonio, lo que fuerza a muchas al cierre de sus instalaciones", ha asegurado Torres, que especifica que la modificación de la ley no afecta a los locales de restauración que se encuentren en primera línea de mar.

Ante lo que consideran "una injusticia", la Federación Catalana de Vela abandera la campaña "Defendamos la Vela" y ha contactado con el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, para pedirle que lidere conversaciones con el Gobierno central para desatascar la situación "y mantener la base del deporte más laureado en la historia de la olimpismo español".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD