02-11-2019 / 15:30 h EFE

Las protestas que han paralizado el Líbano desde el 17 de octubre amainaron hoy, con las principales carreteras del país reabiertas, al igual que los bancos y comercios, y la situación empieza a normalizarse a la espera de que las fuerzas políticas acuerden formar un nuevo Gobierno.

Las entidades bancarias, que abrieron sus puertas ayer, viernes, por primera vez desde hace más de dos semanas, registraron hoy una afluencia masiva, aunque no se vivieron escenas de "pánico", aseguró a Efe un empleado de un banco beirutí que pidió no ser identificado.

Durante el día, no se registraron incidentes más allá de la detención de un joven que pegó una nota en la sede del banco MEAB de la ciudad costera de Tiro (sur), en la que amenazaba con poner explosivos en la sucursal, informó hoy la agencia estatal libanesa ANN.

Por otra parte, la mayoría de las carreteras fueron reabiertas por los militares, que esta mañana consiguieron desalojar las vías en Sidón (sur), donde ayer se produjeron choques entre fuerzas de seguridad y manifestantes que dejaron cinco heridos.

En la capital, tan solo unos pocos manifestantes permanecen acampados en la circunvalación principal de la ciudad, según pudo constatar Efe.

"La situación camina hacia una normalización, pero se necesita aún tiempo", dijo hoy a Efe el jefe de la oficina de prensa presidencial, Rafic Chelala.

Esta semana, el presidente libanés, Michel Aoun, prometió la formación de un nuevo Ejecutivo tras la dimisión del primer ministro, Saad Hariri, y aseguró que llevará a cabo una "transición de un sistema sectario a un Estado civil", que no se base en el reparto de poder por pertenencia religiosa.

Para ello, Chelala aseguró que "se necesita un acuerdo y tiempo, pero nada se puede hacer sin un Gobierno" elegido.

Señaló que Aoun aún no se ha reunido con los parlamentarios para dar tiempo a que "se logre un consenso entre los grupos políticos, ya que el Líbano atraviesa un periodo delicado".

Por ello, la presidencia no ha convocado las consultas con los partidos, que podrían tener lugar a comienzos de la próxima semana, de cara a la elección de un nuevo primer ministro, agregó la fuente.

Las manifestaciones han paralizado muchos sectores en las pasadas dos semanas, además de aquellos que ya estaban afectados por la escasez de dólares en el sistema bancario, que llevó a limitar la disposición de divisas fundamentales para las importaciones.

La Unión de Importadores de Medicamentos libaneses aseveró ayer en un comunicado que "las reservas de medicamentos almacenados son suficientes para un mes" y que no podrán proveer algunos fármacos importados a partir de diciembre.

Las protestas en el Líbano, las más destacadas en más de una década, exigen reformas económicas y políticas profundas, y acabar con la clase dirigente corrupta, en un país que acumula una deuda de 86.000 millones de dólares (el 150 % del PIB).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD