01-11-2019 / 10:40 h EFE

Once empresas optan a ejecutar la obra de reapertura del antiguo túnel de Tetuán de Santander, un proyecto en el que el Ayuntamiento prevé invertir más de 4,9 millones de euros.

El proyecto plantea actuar en una longitud total de casi 700 metros, incluidos los 300 metros del antiguo túnel del tranvía y la urbanización del entorno en sus dos accesos: la boca oeste, en la zona de Tetuán, y la boca este, en el área del Sardinero.

Según ha explicado en una nota de prensa el concejal de Fomento y Vivienda, César Díaz, el proyecto de reapertura del antiguo túnel de Tetuán permitirá habilitar una nueva vía de comunicación para peatones y ciclistas entre el centro urbano y el Sardinero.

El presupuesto total de la actuación asciende a 4.984.773 euros, tras incorporar medidas adicionales de consolidación del túnel para mayor seguridad y garantías, y la previsión es que las obras comiencen a principios de año.

Díaz ha subrayado que la intervención supondrá recuperar una infraestructura que forma parte de la historia de la ciudad, para darle además "un nuevo uso acorde con las necesidades actuales".

Se aprovechará para reordenar y acondicionar los espacios que se encuentran en ambas bocas, incluyendo nuevo mobiliario urbano y arbolado y mejorando las plazas existentes actualmente.

El proyecto señala tres ámbitos de actuación: la boca oeste, el túnel y la boca este, con diferentes intervenciones y trabajos en cada una de ellas.

En el caso de la boca oeste, se actuará desde la bifurcación de la calle Tetuán, frente al polideportivo Marcelino Botín, hasta las antiguas escaleras que daban acceso al Alto de Miranda a través de Barrio Camino.

En este entorno se reforzará el carácter peatonal, desplazando todas las plazas de aparcamiento a una misma banda al norte de la calzada de acceso a Las Canteras y acondicionando el carril bici.

Por lo que respecta al túnel, que tiene una longitud de casi 300 metros y una altura media de entre 3,25 y 4 metros, los primeros trabajos serán las perforaciones para identificar el tipo de relleno utilizado en los distintos revestimientos y la instalación de monitorización continua para conocer el nivel del agua y el estado tensional del terreno y del revestimiento en cada sección.

Entre las medidas adicionales incorporadas en el proyecto definitivo destacan las relacionadas con la consolidación del túnel.

Se procederá al acondicionamiento interior de la infraestructura y a la ejecución de todas las instalaciones necesarias: iluminación, detección de gases y ventilación, detección y extinción de incendios, cámaras de vigilancia, y redes de saneamientos.

Por último, en la boca este, en el Sardinero, se propone prolongar el túnel en unos 55 metros de longitud, dado que la salida actual está condicionada por la existencia de la antigua trinchera y edificios altos, lo que generaría un espacio sombrío entre taludes y edificios. La solución pasa por un falso túnel.

El antiguo túnel de Tetuán formaba parte del trazado del Tranvía de Vapor del Sardinero, inaugurado el 23 de junio de 1892. Cubría un trayecto de unos 2.460 metros que partía desde la plaza del Pañuelo (la actual plaza de Italia) hasta la calle Martillo (Marcelino Sanz de Sautuola), pasando por La Cañía, el túnel, Tetuán, San Emeterio, Molnedo, Peña Herbosa y Daoiz y Velarde.

Tras varios años de actividad, en 1917 se declaró la caducidad de la concesión. Posteriormente, durante la Guerra Civil, el túnel se habilitó como refugio, y más adelante, en la década de 1950, el Ayuntamiento lo habilitó para uso peatonal, desistiendo a los pocos años.

En 1986 se decidió el sellado total de sus bocas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2020
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD