16-10-2019 / 19:21 h EFE

Domingo Villar, que acaba de publicar "El último barco" (Siruela), tercer caso del "policía piadoso" Leo Caldas, ha dicho a Efe que "todo es compatible con la novela negra, porque la novela negra es el tronco robusto sobre el que se van colocando las ramas de la literatura".

Villar, que mañana presentará su novela en Sevilla acompañado por el periodista Alejandro Luque, ha dicho que su protagonista tiene "un rasgo que no sé si es exclusivamente suyo, y es que le mueve la compasión; tiene no tanto un afán por cumplir con su deber como saberse en una situación que le capacita para reducir el dolor ajeno".

Es el caso, según el autor, de tantos funcionarios que desarrollan su labor no tanto pensando en el salario como en la honestidad con la que pueden ver recompensada su tarea, según Villar, quien ha dicho que aunque la compasión sea una cualidad "que no llena las portadas" él quiere creer "que las páginas interiores están llenas de gente compasiva.

El autor ha asegurado que su ambición es construir historias de ficción y que aunque la sociedad actual sea reconocible en sus novelas su intención "no es hacer un retrato social, sino que ese retrato surja de manera espontánea".

Ambientada, como "Ojos de agua" y "La playa de los ahogados", en su Galicia natal, Villar considera que, como decía Hemingway, "hay que escribir de los lugares cuando te has marchado de ellos".

Galicia, según Villar, es "el escenario ideal para una novela negra partiendo de cero: una costa de difícil acceso, acantilados, islas, zonas rurales, otras urbanas con un puerto enorme y un área fronteriza no demasiado lejana..."

En esos escenarios sitúa sus narraciones Villar, quien considera que la novela permite una "mirada exterior que retrata un tiempo y un lugar" y simultáneamente "una mirada interior, basada en las emociones".

En el caso de "El último barco" -título polisémico, según su autor, que se refiere tanto al barco que toma una mujer desaparecida que arranca la narración como a las decisiones que adoptan los personajes como quien se embarca en una situación de la que no saben como saldrán-- su autor espera que los lectores se encuentren con "la misma voz narrativa" y "el mismo viaje emotivo" a Galicia que en sus obras anteriores.

Pero hace una salvedad, Leo Caldas, su protagonista, ha llegado a ese periodo de la madurez, en "ese momento tan perturbador en el que los padres, que han sido un refugio, se convierten en un motivo de preocupación" por lo que en este caso también habrá tiempo para la reflexión y la soledad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD