15-10-2019 / 16:20 h EFE

El Ministerio de Fomento ha puesto en servicio hoy el tramo de la Autovía Mudéjar A-23 que discurre entre el Congosto del Isuela y Arguis, el último tramo pendiente de este eje viario hasta la finalización del puerto de Monrepós.

Según informa el departamento ministerial, el nuevo tramo, cuyo coste ha ascendido a un total de 65,2 millones de euros, discurre a lo largo de 3,3 kilómetros y su construcción ha exigido un trabajo de ingeniería de gran complejidad debido a las características geológicas y geotécnicas del terreno.

Con la entrada en servicio de este nuevo tramo, la A-23 tiene pendientes de ejecución para su finalización las variantes viarias de las localidades de Sabiñánigo y Jaca.

Las fuentes referidas destacan que este eje viario, junto con las autovías A-21 Pamplona - Jaca y A-22 Huesca - Lérida, constituirán una alternativa al valle del Ebro para comunicar la cornisa Cantábrica con Cataluña.

Así, este nuevo hito se suma a la reciente puesta en servicio de los tramos entre Alto de Monrepós y Lanave, también de la A-23, y del tramo Jaca-Santa Cilia de la autovía A-21.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD