10-10-2019 / 18:31 h EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado este jueves que esperará al mes de enero o febrero para ver la situación resultante de las urnas -tras las elecciones generales del 10 de noviembre- y ver de qué manera se pueden hacer los presupuestos regionales "con cabeza y certeza".

Lo ha expresado en los pasillos de la Asamblea de Madrid al ser preguntada por la próxima aprobación, por parte del Gobierno central, de las entregas a cuenta a las comunidades autónomas.

Díaz Ayuso ha calificado de "electoralista" y "parcial" la solución aportada por el Gobierno de Pedro Sánchez porque, con ese adelanto de las entregas a cuenta a las autonomías, seguiría adeudando a la Comunidad de Madrid el IVA de diciembre de 2017 y la subvención del Consorcio Regional de Transportes (504 millones de euros).

Los fondos pendientes que la Comunidad de Madrid debe recibir del Gobierno central ascienden a un total de 1.237 millones de euros: 732,9 millones por el incremento de las entregas a cuenta del ejercicio de 2019; un total de 377 por la liquidación del IVA de diciembre de 2017 que no se abonó como venía siendo habitual y quedó pendiente; y 127 de la subvención del Consorcio Regional de Transportes (CRTM).

La presidenta regional ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de "utilizar electoralmente los poderes del Estado de nuevo".

Con ese adelanto de las entregas a cuenta, seguirían adeudando a la Comunidad de Madrid el IVA de diciembre de 2017 y la aportación del CRTM, "un presupuesto suficiente como para todavía no tener claras las cuentas a la hora de efectuar los presupuestos del año 2020", ha explicado Díaz Ayuso.

Ha admitido que en la Administración madrileña el pago a proveedores se está ralentizando "un poco" por el retraso de las entregas a cuenta, pero "por ahora seguimos siendo una Comunidad que está pagando en tiempo y forma".

"La situación se empieza a agravar si el dinero del CRTM y el IVA se siguen adeudando. Eso imposibilita hacer presupuestos ahora mismo porque no los quiero hacer sobre el aire", ha reconocido.

Tras asegurar que necesita "más certidumbre y más claridad", ha apostado por esperar al mes de enero o febrero para ver la situación resultante de las urnas y ver de qué manera se pueden hacer los presupuestos regionales de 2020 "con cabeza y certeza".

En declaraciones a los periodistas antes de empezar el Pleno, el portavoz de Ciudadanos, César Zafra, ha estimado que Pedro Sánchez "lleva tiempo haciendo campaña electoral, casi desde abril" y no ha hecho otra cosa que "estrangular" a las comunidades autónomas, pero ahora que, ante la proximidad de las elecciones, lo que hace es "dar una limosna" a las autonomías.

Para Zafra, el retraso en las entregas a cuenta a las comunidades es "un ejemplo de mal uso de la política y de irresponsabilidad por parte de un presidente más preocupado de intentar ganar una campaña que de gobernar".

A este respecto, el portavoz socialista, Ángel Gabilondo, ha asegurado compartir la voluntad del Ejecutivo autonómico de que esos pagos a cuenta se abonen "a la mayor celeridad".

De hecho, Gabilondo ha dicho: "Les parecerá extraño, pero yo apoyo al Gobierno de la Comunidad de Madrid en esta cuestión (...) yo no sé cuándo ha de hacerse, lo que sí sé es que debe hacerse".

Por otro lado, en la sesión de control al Gobierno en el Pleno de la Asamblea, Díaz Ayuso ha defendido sus propuestas en materia de fiscalidad, vivienda y juventud.

Díaz Ayuso ha declarado que bajar impuestos, como plantea ella, "debería ser lo normal", pero ha lamentado que se haya convertido "en algo extraordinario y criticado".

En el ámbito de la vivienda, ha acusado a Podemos de "haber pisoteado la libertad y el derecho de propiedad como si España fuera un régimen bolivariano", a la vez que ha desgranado sus propuestas "liberales" a favor de las familias.

La presidenta regional ha afirmado que los jóvenes madrileños son los que "encuentran las mayores oportunidades" en la Comunidad de Madrid, aunque ha considerado que es prioritario proveerles de "trabajo estable", "vivienda accesible", una educación "sin imposiciones ideológicas" y los medios para "emprender negocios".

En la sesión de control, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, se ha mostrado convencido de que para Vox la transexualidad es una "anomalía" y ha defendido que para él es "diversidad" y que se propone "protegerla, frente a los que quieren imponer su verdad" y "defender la libertad" LGTBI.

De esta forma ha respondido a la diputada de Vox Alicia Rubio, quien le ha preguntado si le parece justo que haya transexuales que participen en competiciones deportivas femeninas.

"No sé si lo que le molesta es la ley trans o las personas trans", ha reprochado el vicepresidente a la ultraderechista, a la que a continuación ha dicho que, si lo que le molesta es la ley, "afortunadamente su partido no tiene mayoría suficiente para cambiarla" y que, si lo que le molesta son las personas, que sepa que "no va a cambiarlas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD