10-10-2019 / 17:10 h EFE

El consejero de Transportes, Ángel Garrido, ha asegurado este jueves que el plan de desamiantado se va a mantener abierto en Metro de Madrid, mientras existan elementos antiguos, anteriores al año 2002, que puedan suscitar alguna duda y que no se hayan podido identificar con carácter previo.

Lo ha indicado en la sesión de control de la Asamblea de Madrid en respuesta a una pregunta de la diputada de Unidas Podemos Sol Sánchez para saber cuándo tiene previsto el Gobierno regional que finalicen las inspecciones de la infraestructura y material móvil de Metro de Madrid para planificar la total eliminación del amianto que contienen.

"En el caso de que fueran apareciendo piezas no inventariadas, se va a proceder a su retirada y, hasta su definitiva eliminación, se mantienen implantados los oportunos protocolos de actuación con el fin de reforzar la inexistencia de cualquier riesgo en la exposición", ha remarcado el consejero de Transportes.

El plan de desamiantado de Metro de Madrid, pactado con la mayoría de los sindicatos, cuenta con una inversión total de 140 millones de euros hasta el año 2025, aunque "estará sujeto a revisiones y actualizaciones periódicas", ha señalado Garrido.

Además, ha precisado, la comisión de seguimiento del plan de desamiantado -integrada por la dirección de Metro de Madrid y cuatro de los seis sindicatos que forman parte del comité de empresa- hacen un seguimiento del plan, que se consensuó tanto en la ejecución como en las medidas de vigilancia de la salud de los trabajadores.

Hasta el momento, se han sometido a revisiones médicas más de mil trabajadores de la empresa sin ningún resultado positivo en cuanto a la exposición a fibras de amianto.

El consejero de Transportes ha expresado el compromiso del Gobierno regional con la salud de los trabajadores y de los usuarios.

Tras afirmar que el Ejecutivo madrileño "gobierna para todos, como es su obligación", ha instado a la oposición a ejercer su labor independientemente de quién gobierne y no caer en "el sectarismo político".

El consejero de Transportes ha estimado que resulta "enormemente paradójico" que la izquierda critique lo que hace el Gobierno regional en relación al Metro de Madrid, mientras el Metro de Barcelona, ciudad donde gobierna Ada Colau, ha firmado con el Metro de Madrid un contrato de asesoramiento en el desarrollo de los trabajos de desamiantado en el suburbano de Barcelona.

"Muy mal no creo que lo estemos haciendo cuando nos contratan a nosotros para ayudarles a ustedes. Alguna cosa debemos estar haciendo bien", ha resaltado Garrido.

Por su parte, la diputada de Unidas Podemos Sol Sánchez ha mostrado su preocupación por que hace unas semanas se encontró amianto en un túnel de enlace del Depósito de Laguna y en trenes que en principio estaban libres de amianto.

Sánchez ha opinado que la evaluación y el mapeo de este plan de desamiantado se está haciendo "mal", al tiempo que ha lamentado que Metro siga sin darse de alta en el Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA) "para no reconocer los derechos a los trabajadores que siguen expuestos y trabajando con amianto".

La parlamentaria de Unidas Podemos ha dicho que es "mentira" que haya 140 millones de euros presupuestados para el plan de desamiantado, puesto que 89 millones ya estaban presupuestados para hacer obras de remodelación en distintas estaciones del suburbano.

"El amianto no es un polvillo que se pueda barrer con una escoba y meter debajo de la alfombra. Cuanto más lo barra de mala manera, el polvo en suspensión matará a más gente. Así que le pedimos por favor que se lo tome mucho más en serio", ha recalcado la diputada de Unidas Podemos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD