09-10-2019 / 19:11 h EFE

La película "La noche del cazador", de Charles Laughton, que en 2020 cumplirá 65 años, tendrá un gran peso en la próxima edición del Festival de Cine de Sitges, según ha anunciado su director, Ángel Sala, quien ha valorado positivamente la actual edición, con unas 60.665 entradas vendidas.

En declaraciones a los periodistas, este miércoles, cuando faltan tres jornadas para concluir el certamen, Sala ha comparado esta cifra con la del año 2017 por las mismas fechas, que era de 60.239 entradas, porque el año pasado, cuando se alcanzaron las 61.925 entradas puestas a la venta, esta cifra tenía que ver con algo que no había pasado nunca antes como fue el concierto que ofreció en el Auditorio el director de cine, guionista y compositor John Carpenter.

En cuanto a la recaudación, en 2017 fue de 650.188 euros; en 2018 de 691.510 euros y este año es de unos 653.518 euros.

Respecto al próximo año, cuando el festival se celebre entre el 8 y el 18 de octubre, aprovechando el puente del Pilar, Sala ha avanzado que la película de Charles Laughton servirá de punto de partida de un simposio de expertos sobre qué es y hacia dónde va el cine fantástico, a la vez que también se rendirá homenaje a la película "La máscara del demonio", de Mario Bava, que cumple 60 años.

Además, se está en negociaciones para que "un director muy importante, uno de los grandes del cine fantástico contemporáneo, sea muy protagonista el año que viene, con carta blanca", pero no ha querido pronunciar su nombre porque todavía no se ha llegado a un acuerdo.

Ángel Sala ha argumentado que en esta edición se ha apostado por volver a la "esencia", al "descubrimiento de nuevos autores y tendencias", en un momento en el que "cada vez es más difícil tener películas de los estudios", entre otras cuestiones, por sus estrategias de márqueting, con estrenos programados para fechas muy determinadas que no suelen coincidir con los festivales.

A la vez, ha recordado que este año se ha inaugurado con una película como "In the tall grass", perteneciente a la plataforma Netflix, y que se seguirá manteniendo el contacto con estas compañías -también ha citado a Amazon o HBO- para futuras ediciones, porque "son proveedores de contenidos".

A su juicio, "todas las películas de Netflix son cine, no 'TV movies'" y ha insistido en que con las grandes compañías "el trato es excepcional, pero es muy difícil que sus campañas promocionales coincidan con el festival y que puedan venir sus talentos".

En su intervención, Sala ha afirmado que el cine fantástico "está en un nivel extraordinario de aceptación de público y crítica, en todos los festivales" y ha puesto como ejemplo la película brasileña "Bacurau", que compite en la sección oficial, y que fue premiada en Cannes.

Por otra parte, en su alocución, en la que también ha reconocido el trabajo durante años de la periodista de RNE Conxita Casanovas, ha hecho un alegato en favor de que el cine y "el cine fantástico, en especial, provoque y transgreda".

En su opinión, no se puede culpar al cine o a los vídeojuegos de los tiroteos de un ultraderechista o de un atentado terrorista, sino que hay que educar desde las familias o los colegios.

Ángel Sala ha indicado: "Desde los festivales, tenemos que clamar por la libertad del cine y la libertad de expresión de la cultura, estar a favor de la libertad de los creadores para transgredir".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD