01-10-2019 / 18:50 h EFE

La filial francesa de Thomas Cook quedó este martes bajo administración judicial, con un plazo de tres semanas para que los potenciales candidatos a la compra de una parte o de la totalidad de sus activos puedan formalizar las ofertas.

Thomas Cook Francia señaló en un comunicado que el procedimiento de administración judicial por el Tribunal de Comercio de Nanterre, en las afueras de París, busca garantizar la continuidad de su actividad y "avanzar rápidamente en una solución".

La agencia de viajes afirmó que han manifestado su interés "varios compradores potenciales serios del sector del turismo", a los que no quiso identificar, y que otros podrían hacerlo de aquí a la fecha límite para presentar ofertas, el 22 de octubre.

El Tribunal de Comercio de Nanterre organizará una nueva audiencia el 5 de noviembre para decidir si las propuestas recibidas son viables y por cuál o cuáles se decanta.

Thomas Cook Francia cuenta con una plantilla de 780 empleados, 172 agencias propias y una facturación de 425 millones de euros.

Cuando la casa matriz se declaró en quiebra el pasado 23 de septiembre, la filial francesa tenía 10.000 clientes en el extranjero.

Una portavoz de la empresa precisó a Efe este martes que, según sus datos actualizados, quedan 1.167 turistas por repatriar, la mayor parte en Grecia, España y Túnez.

El Gobierno francés activó el pasado día 26 un mecanismo de garantía para facilitar esas repatriaciones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD