01-10-2019 / 17:10 h EFE

La exadministradora de Aceitunas Tatis ha admitido ante el tribunal que juzga esta pieza separada del caso Invercaria que destinó a pagar deudas "un poco" del préstamo de 100.000 euros que le concedió la sociedad pública y que no guarda ninguna documentación a pesar de que envió "muchísima".

Anticorrupción solicita 6 años de cárcel para Tomás Pérez-Sauquillo, expresidente de la sociedad de capital riesgo de la Junta de Andalucía, por malversación, prevaricación y tráfico de influencias, mientras que para Gracia Rodríguez pide dos años y seis meses por unos hechos ocurridos en 2009, meses antes de que su empresa entrase en concurso de acreedores.

En su declaración ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla, Rodríguez ha contado que contactó con Invercaria tras encontrarse "por la calle" con la entonces alcaldesa de La Carolina (Jaén), Ángeles Férriz, y pedirle que intercediera ante los bancos porque le decían que un aval de 80.000 euros que le había otorgado la agencia pública IDEA era "papel mojado".

Según su relato, la edil le dio el teléfono de "una empresa que ayuda a otras empresas" y acabó contactando con Pérez-Sauquillo y Cristóbal Cantos, exdirector de Promoción de Invercaria y denunciante de las presuntas irregularidades que originaron la pieza principal.

"A Invercaria le apasionó el producto", ha explicado Rodríguez, quien ha señalado que presentó cuatro líneas de negocio para justificar la petición del crédito: aceitunas con banderillas, encurtidos, cestas navideñas y "una línea erótica de productos que llamó mucho la atención".

"Pérez-Sauquillo pidió a Cantos que rescatase toda la documentación que enviamos para el aval de IDEA y también nos pidió que se la entregásemos físicamente. Corrimos como peces y la trajimos en mi coche", ha relatado la exdueña de Tatis.

Rodríguez ha recalcado que mandaron "una cantidad terrible de documentación", pero también ha admitido que no guarda ningún papel relacionado con la operación, a pesar de que después del primer préstamo, de junio de 2009, volvió a pedir otro de 350.000 euros que le fue denegado.

"Si Invercaria me hubiese dado ese dinero, la empresa estaría hoy abierta y tendría 50 empleados", ha dicho la empresaria, quien ha insistido varias veces en que tuvo muchos contactos y "fluidez telefónica" con Cantos, con quien también se reunió "dos o tres veces".

"Me parece sangrante que diga que no me conoce. Él ha probado nuestros productos mejor que nadie", ha resaltado Rodríguez.

En cuanto a las preguntas del fiscal sobre los balances negativos de su empresa desde su creación en 2004, la exadministradora ha justificado que la previsión de superávit que presentó para el préstamo "habría sido real" si hubiesen recibido los 350.000 euros y ha aclarado que Tatis no tenía pérdidas sino "gastos", ya que "al ser una empresa nueva había que invertir en muchas cosas".

En la tercera sesión del juicio también ha acabado de declarar Pérez-Sauquillo, quien a preguntas de su abogado ha repetido que Cantos supervisó y autorizó el préstamo a Tatis y ha asegurado que IDEA "conocía la inversión antes de la escritura" del crédito participativo, ya que la operación se realizó "siguiendo las indicaciones" de la agencia pública o la Consejería de Innovación.

También ha afirmado que existió una "relación estrecha" entre el exdirector y Tatis, hasta el punto de que la empresa lo invitó a la Feria de Aracena.

Pérez-Sauquillo ha advertido de que "nunca" recibió un reproche de sus superiores, incluida IDEA, y ha lamentado la "discrecionalidad" con que los jueces "archivan unas piezas sí y otras no".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD