01-10-2019 / 16:49 h EFE

La Guardia Civil ha interceptado 1.800 kilos de hachís que las redes de narcotráfico intentaron introducir ayer lunes por la tarde en las costas de la comarca de La Janda de Cádiz aprovechando la bruma marítima existente, han informado fuentes de la Guardia Civil.

Con estas dos operaciones, la Guardia Civil de Cádiz ha asestado dos duros golpes a las mafias que intentan alijar por las playas gaditanas.

El operativo se inició cuando los guardias civiles que operan en la Central Operativa Compleja (COC) localizaron dos embarcaciones que navegaban de manera sospechosa con rumbo a las costas de la Janda.

De forma inmediata se establecieron sendos dispositivos por tierra y por mar.

Uno de ellos interceptó una embarcación semirrígida que al verse sorprendida por la patrullera de la Guardia Civil, arrojó la carga al mar y emprendió rumbo sur.

La patrullera optó por aprehender los veinte fardos que habían sido lanzados al mar.

El otro dispositivo interceptó una embarcación que navegaba de manera sospechosa por la zona de los acantilados de la Breña.

El Servicio Marítimo Provincial abordó la embarcación, una foreña tripulada por dos vecinos de Barbate que fueron detenidos después de que en la barca se hallaran 34 fardos de hachís envueltos en sacos de arpillera.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD