30-09-2019 / 18:11 h EFE

Tomás Pérez-Sauquillo, expresidente de Invercaria, ha declarado este lunes ante el tribunal que lo juzga por la presunta concesión irregular de un préstamo a Aceitunas Tatis que él "siempre" fue "transparente" y ha responsabilizado de los hechos al exdirector de Promoción y a la agencia pública IDEA.

El primer juicio relacionado con la sociedad pública de capital riesgo de la Junta de Andalucía, cuyo objeto es un préstamo de 100.000 euros concedido en 2009 a una empresa que entró en concurso de acreedores en 2010, se ha reanudado con la declaración del expresidente, quien ha estado respondiendo las preguntas del fiscal durante más de tres horas.

En su declaración ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla, Pérez-Sauquillo ha explicado que el Plan Director 2005-2008 "era un simple borrador sujeto a cambios" que no pasó de "documento interno" y que nunca se convirtió en un "manual de procedimiento" para seleccionar las inversiones.

"Siempre quise ser transparente con mi consejo de administración", ha resaltado el ex consejero delegado, para quien la Fiscalía Anticorrupción solicita 6 años de cárcel por malversación, prevaricación y tráfico de influencias, mientras que para Gracia Rodríguez, ex administradora única de Aceitunas Tatis, pide y 2 años y 6 meses.

Pérez-Sauquillo ha rememorado que uno de los cambios que introdujo en ese Plan fue explicitar que Invercaria "también era una herramienta de la Consejería de Innovación", no sólo de IDEA, la agencia pública que la nutría de fondos.

"Altos cargos de IDEA y la Consejería eran miembros del consejo, así que la relación era muy fluida", ha proseguido el expresidente.

"No dependíamos de ninguna normativa, sólo de la Ley de Sociedades Anónimas", ha afirmado Pérez-Sauquillo antes de responder que "jamás" recibió un aviso por carecer de un manual que rigiese la selección de inversiones, "ni por parte de IDEA ni de la Consejería".

Ha asegurado además que "la no existencia de un manual se debe a que con la mejor intención creamos un documento interno que nos sobrepasó rápidamente por la avalancha de inversiones, pero Invercaria era considerada una referencia nacional".

"Estudiábamos rigurosamente cualquier inversión. Creamos un comité interno para estudiar y consensuar todas", ha añadido Pérez-Sauquillo, quien ha reconocido que no todos los casos se llevaban al consejo de administración para su aprobación.

En 2009 hubo muchas inversiones "y no se podía convocar el consejo continuamente. Pero el consejo e IDEA tenían siempre conocimiento verbal", ha alegado.

Ese fue el caso del préstamo a Tatis, según Pérez-Sauquillo, que se ha escudado en que IDEA ya había aprobado un aval de 80.000 euros a la empresa y en que él encargó el análisis a Cristóbal Cantos, entonces director de Promoción.

"Yo me despreocupo una vez que un director técnico recopila todo", ha indicado Pérez-Sauquillo, quien ha señalado que Tatis "era una empresa viable" y que Cantos estudió "muchísima documentación", aunque no emitió ningún informe.

"Me lo comunicó verbalmente. No éramos tan formalistas", ha apostillado.

Respecto a la concesión del préstamo a una empresa dedicada a las aceitunas y las banderillas, Pérez-Sauquillo ha justificado por qué la consideraron innovadora recordando que "dos de los grandes proyectos de la innovación española fueron ponerles un palo a un caramelo (en referencia al chupachups) y a una fregona".

La vista oral, que comenzó el 16 de septiembre, se ha reanudado después de que la Sección Primera rechazase algunas de las cuestiones previas solicitadas por la defensa y desestimase otras "referidas al objeto del proceso y al fondo del asunto" que serán resueltas en la sentencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD